En el Congreso de CDMX, gasto opaco en remodelaciones

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La oficina de Transparencia del Congreso de la Ciudad de México desconoce el costo de las remodelaciones realizadas en los diversos inmuebles del Poder Legislativo, entre ellas las oficinas de los vicecoordinadores de Morena Valentina Batres y José Luis Rodríguez.

En respuesta a una solicitud de información entregada a este medio, informó que la Dirección General de Presupuesto no cuenta con registro de gasto por concepto de trabajos de remodelación; sin embargo, la Dirección General de Servicios adscrita a la Oficialía Mayor reconoce 12 trabajos de remodelación realizados en los inmuebles del Zócalo, Donceles y Gante de noviembre de 2018 a la fecha.

En el caso del inmueble del Zócalo, los trabajos se realizaron en el sexto piso, específicamente en las oficinas 602 y 603 correspondientes a los diputados de Morena Valentina Batres y José Luis Rodríguez.

En la lista aparece que se han realizado remodelaciones en Donceles, en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, a cargo de la diputada del PAN Margarita Saldaña.

En la sede ubicada en Gante 15, la autoridad informó de nueve trabajos de remodelación en diversas áreas, como de archivo, de innovación y de transparencia, en el tercer piso; en el cuarto piso, en las áreas de la Comisión de Asuntos Editoriales, de Enlace del Canal del Congreso, Oficialía Mayor y Subcontraloría de Control y Evaluación.

Pese a que en la solicitud de información se pidió la lista detallada de trabajos, costos y facturas correspondientes, la Dirección General de Servicios sostuvo que no cuenta con esa información. 

También los balcones 

En entrevista, el oficial mayor del Congreso local, Alfonso Vega González, reconoció que los diputados solicitaron apoyo para mejorar los balcones de las oficinas ubicadas en el sexto piso del inmueble en el Zócalo.

Ahí se inundan, han provocado filtraciones y hay que hacer revisiones completas para ver si la remodelación sí implica revisar bajadas y mantenimiento de la fachada. Se trata de inmuebles catalogados, entonces, esto ya, de verdad, puede generar una programación diferente.

Explicó que de acuerdo con el Reglamento de Construcciones, una remodelación implica desde la reparación de goteras y pisos dañados hasta algún tipo de manifestación de construcción.

“Las adecuaciones mínimas tienen que ver con divisiones o reparaciones de algunos muros de tablaroca, cambio de piso, losetas, (…). Se tienen comprados materiales para hacer este tipo de adecuaciones; en términos generales, este tipo de adecuaciones son mínimas.

Desde que yo asumí, el 17 de julio, como encargado de despacho no hay una sola remodelación que tenga un impacto económico al Congreso. No sé si antes, pero no tengo conocimiento de que se haya hecho una obra significativa.

Últimas noticias