La conservación de monumentos, cuestión de civismo: Suárez del Real

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La única protección para cualquier monumento en cualquier parte del mundo de llama civismo, aseveró, el secretario de Cultura del gobierno capitalino Alfonso Suárez del Real.

Enrejar el patrimonio cultural para protegerlo podría hacerse, pero lo más importante es concientizar a la población de la importancia histórica, artística y cultural que reviste para nuestro país, aseveró.

“Bien podríamos trabajar con rejas pero lo único que ayuda al patrimonio cultural de cualquier pueblo en cualquier parte del mundo es que la gente sepa; y lo quiera y lo sienta como propio, mientras no se sienta propio estará sujeto al vandalismo sea anarquista o sea simple y llanamente para dejar el recuerdo de: aquí estuve soy pepito”.

Fueron tres décadas perdidas de civismo desde que quedó eliminada de la enseñanza, actualmente los medios de comunicación, apps, etcétera “van a ser fundamentales para recuperar en muy poco tiempo el conocimiento de que se trata el patrimonio histórico”, lamentó el encargado de la política cultural en la Ciudad de México entrevistado al término de la inauguración en la Glorieta del Ángel de la exposición “Mexicraneos 2019 Hacemos Calle” en el Paseo de la Reforma.

Recordó que el Ángel de la Independencia no es solo un monumento, es un mausoleo donde descansan prácticamente todos los héroes de la Independencia.

“Están enterados aquí Miguel Hidalgo, se dice que está Morelos; algunos dicen que no, el hecho es qué hay una osamenta que se atribuye a Morelos, Andres Quintana Roo, Ignacio Allende, Abasolo”.

Agregó, “yo creo que si muchas de las chicas (se refiere al grupo de personas que grafitearon el monumento) hubieran sabido que allí hay restos de los héroes que nos dieron patria, lo hubieran pensado dos veces antes de intervenir”.

El funcionario hizo referencia al programa de rescate de todos los monumentos y estatuas que se hayan sobre el Paseo de la Reforma.

Al respecto señaló que muy poca gente sabe o recuerda, quien es el Doctor Lucio, una de las estatuas que se está recuperando, se trata “de uno de los pocos civiles que no tiene que ver en la guerra de Reforma, porque era un médico ejemplar que encontró una cura en contra de la lepra mexicana”.

Recordó que del Ángel de la Independencia a la Avenida Bucareli, se considera el tramo histórico donde se ubican 63 estatuas con sus jarrones que datan del Siglo XIX, personajes que están ligados a la guerra de Reforma como el Doctor Lucio.

“De la escultura del Caballito (del escultor Sebastián) hasta el encuentro con la escultura de la evangelización por el quinto centenario del descubrimiento de América, todas éstas pertenecen a la época de los secentas y se trata de personajes que de una o de otra forma pertenecen a la Reforma y a la época liberal de la Revolución sin ser revolucionarios propiamente” apuntó.

Últimas noticias