Simplifican trámites de protección civil en CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Con la eliminación de varios trámites que más que fomentar la protección civil fomentaban la corrupción, la Ciudad de México dio un paso adelante en materia de simplificación administrativa, señaló Armando Aguilar Hirata, presidente de la Comisión de Higiene, Seguridad y Protección Civil de Coparmex Ciudad de México.

Indicó que la entrada en vigor de la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX, el pasado 5 de agosto, ha implicado un cambio en la regulación de las operaciones de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas en la capital.

De acuerdo con Aguilar Hirata, entre los principales cambios de esta regulación esta la digitalización de los trámites que las empresas tienen que realizar “para operar sin riesgo a que les suspendan sus actividades o a sufrir una clausura por incurrir en faltas en el Programa de Protección Civil”.

Asimismo la eliminación del trámite de autorización de los Programas Internos de Protección Civil ante las alcaldías, pues era un trámite engorroso que representaba para los empresarios de la capital una de las principales causas de que los negocios fueran sancionados, es uno de los grandes logros. 

De esta forma, “se logró la eliminación de ese trámite, que representaba el principal foco de corrupción y que para la antigua ley era indispensable realizar; los principales problemas que teníamos con ello era: que, por un lado, forzosamente teníamos que cumplir con ese requisito, pero por el otro las autoridades de las delegaciones y luego alcaldías, lo hacían engorroso o difícil de cumplir”, señaló Aguilar Hirata.

Otro de los beneficios para las empresas es que, al digitalizarse el trámite, los negocios consultaran a un tercero acreditado; es decir, un especialista en Protección Civil autorizado, para que sea el responsable de verificar el cumplimiento de la norma y realizar los trámites digitales, además de brindar asesoría y darle seguimiento, a fin de que las empresas estén preparadas ante situaciones de emergencia o desastre.

Esto, “trae beneficios a las empresas de la capital porque en las modificaciones se contempló que el riesgo de los negocios sea considerado por la actividad productiva y no por las colindancias, se obtiene un registro de cumplimiento al momento de realizar el trámite en la plataforma digital, -lo que mitiga la probabilidad de corrupción; las organizaciones presentan un plan de continuidad de operación, en caso de que sean impactadas por un siniestro, protegiendo la planta productiva y los empleos”.

Ademas las revisiones físicas o digitales se realizaran de manera aleatoria, o por incumplimiento o queja, señaló el empresario.

Últimas noticias