La policía no fue rebasada, dice Orta; se prefirió evitar una escalada

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Luego de la protesta en contra de la violencia de género, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se reunió con las secretarías que integran su gabinete para organizar encuentros con organizaciones feministas con el fin de acordar una agenda en común, tras lo cual afirmó: Es fundamental escucharnos y construir juntas acciones efectivas por el respeto de las mujeres.

En tanto, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, aseguró que la policía capitalina no fue rebasada durante la movilización del viernes por la noche, sino que se privilegió evitar una escalada de la violencia y se maximizó la protección de la gente, porque pudo derivar en cualquier otra cosa.

A través de sus redes sociales, la mandataria aseguró que ya pidió a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México que agilice las investigaciones y acciones que lleven a la pronta detención de los agresores a periodistas durante la cobertura que realizaban de la movilización.

Sheinbaum canceló su participación en la jornada de tequio programada en la Alameda Sur, y después de reunirse con los integrantes de su gabinete de seguridad informó que comenzó a preparar diversas reuniones con organizaciones de mujeres que luchan contra la violencia de género.

A su salida del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, explicó que se organizan encuentros con grupos de mujeres para reforzar el trabajo que ya se realizaba.

A partir de mañana habrá una serie de reuniones con diferentes tipos de organizaciones y también personas, académicas, jóvenes y todo tipo de mujeres en las cuales vamos a estar haciendo el trabajo que ahí se decida.

Antes, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana advirtió que no habrá impunidad para quienes agredieron y ocasionaron destrozos durante la protesta de mujeres porque la PGJ capitalina abrió carpetas de investigación en la que las autoridades tienen como uno de los principales fines aprehender al sujeto que agredió a un conductor de televisión y otras personas que atacaron a reporteros, camarógrafos y fotógrafos.

Ciudad de México, 16 de agosto de 2019. Cientos de mujeres se dieron cita en la explanada del Metro Insurgentes para protestar contra los casos de policías que han violado a jóvenes. En varios estados anunciaron que habría manifestaciones.

 

A pesar de los daños materiales en la estación Insurgentes de la línea 1 del Metrobús y en el módulo Florencia de la policía y de las diversas pintas en el Ángel de la Independencia, el jefe de la policía capitalina aseguró que el saldo de la movilización fue blanco.

La policía no está rebasada, la policía actuó de acuerdo con las decisiones que se tomaron y que hoy podemos decir que al final del día fuera de los lesionados hay un saldo blanco que era el que nos importaba por sobre todas las cosas, porque esto tuvo haber podido tomado dimensiones de otra naturaleza.

Al ser entrevistado después de la reunión del gabinete de seguridad, informó que participaron 3 mil 500 manifestantes y 2 mil efectivos, entre uniformados que estuvieron en la concentración y marcha, así como los que forman parte del apoyo vial y monitoristas.

Por las agresiones hubo 34 lesionados, entre ellos 13 policías, dos civiles y un bombero, quienes fueron trasladados a diferentes hospitales la noche del viernes, pero que se les autorizó el alta médica pocas horas después, además de otras 18 personas que fueron atendidas en las inmediaciones del Ángel de la Independencia y en la glorieta del Metro Insurgentes por socorristas del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

 

Últimas noticias