PGJ: sin sustento, versión de la menor violada en Azcapotzalco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Viernes 16 de agosto de 2019. La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que el momento, circunstancias, lugar y hechos de la violación denunciada por una menor el 3 de agosto en Azcapotzalco no coincide con su declaración. Al respecto, el jefe de la policía capitalina, Jesús Orta, dijo que la postura de la Secretaría de Seguridad Ciudadana es la de no encubrir a nadie, no proteger a nadie y sobre todo ser muy imparcial.

Horas después de darse a conocer las imágenes de cámaras de vigilancia de particulares, donde no se observa ninguna agresión de los cuatro policías preventivos suspendidos, la PGJ afirmó que las investigaciones continuarán hasta sus últimas consecuencias para esclarecer los hechos.

Además invitó a la joven y su familia, si así lo desean, aportar más elementos y fortalecer la indagatoria que se puso a disposición de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para que observe el correcto cumplimiento de los procedimientos realizados.

Desde el día de la denuncia se actuó de manera inmediata en las investigaciones de campo, como entrevistas, recabación de videos, grabaciones de radio, vehículos oficiales y llamadas telefónicas, así como los estudios periciales médicos y sicológicos, sobre todo la obtención del ADN del cuerpo y prendas de la víctima.

Todas las pruebas, precisó, están protegidas con su respectiva cadena de custodia, mismas que obran en la carpeta, que en el momento oportuno permitirán lograr el esclarecimiento de los hechos que se investigan, donde se ha priorizando los derechos de la menor.

Con la información con que contamos hasta hoy podemos determinar que los hechos no coinciden con lo declarado por la víctima, afirmó la dependencia tres días después de que grupos feministas protestaron y vandalizaron instalaciones de la SSC y la PGJ.

La procuradora, Ernestina Godoy, precisó que las imágenes de las cámaras de vigilancia privada donde no se observa ninguna agresión a la menor, no se filtraron y que nosotros contamos con videos mucho más amplios del caso.

Además, seremos “muy cuidadosos en la revisión de las imágenes de las cámaras –respecto de los daños causados durante las protestas del lunes– (pues) no vamos a criminalizar la protesta social, ni vamos a reprobar las protestas auténticas de las mujeres contra la violencia hacia este sector”, precisó.

Por su parte, Orta dijo que la PGJ no nos ha requerido más información, salvo la presentación de testigos, y estamos ya muy cerca de tener todos los elementos para que la investigación no dé lugar a dudas en su conclusión, pero lo que más me interesa es que sea lo más clara posible.

Se aportaron a la procuraduría videos de las patrullas y del C5, bitácoras, fatigas de los policías de la demarcación y GPS de los radios de comunicación para identificar la ruta que siguieron los uniformados, pues no se ha cerrado la investigación y por lo tanto no vamos a calificar todavía nada.

Más allá de que nos preocupa, por supuesto, el descrédito, la reputación y la imagen de la policía, me ocupa más la responsabilidad que tengo de ser imparcial en la investigación, puntualizó.

En tanto, el agente de la Policía Bancaria e Industrial que violó a una menor en el Museo Archivo Fotográfico fue vinculado a proceso, el cual enfrentará en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente.

 

Últimas noticias