Otra inmobiliaria afecta de nuevo áreas verdes en el pueblo de Xoco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Domingo 21 de julio de 2019, Ciudad de México. La destrucción ambiental no se detiene en el pueblo de Xoco a pesar de la sanción de 40 millones que impuso la Secretaría de Medio Ambiente a Fibra Uno por la tala de 80 árboles, como parte del proyecto de la torre Mítikah; ahora en el parque Plaza Luyando, trabajadores de la constructora Urbano Park cortaron varios ejemplares, rompieron jardines, banquetas y dejaron esa zona completamente desgarrada por las obras de mitigación que realiza.

El parque Luyando se localiza sobre la calle Mayorazgo de Higuera y Mayorazgo de Luyando, en el pueblo de Xoco, demarcación Benito Juárez. Es una pequeña área verde que por años ha sido preservada por los vecinos porque es la única con la que cuentan.

Trabajos sin autorización

No obstante, sin permiso que avale las obras o mida el impacto ambiental, la inmobiliaria Urbano Park empezó a realizar los trabajos de mitigación a la cual está obligada por la construcción de departamentos que realizó en avenida México-Coyoacán, señalaron los vecinos.

Sin embargo, todo trabajo realizado debe contar, previo a su ejecución, con la autorización de la instancia correspondiente, por lo que al verificar los residentes que la inmobiliaria no contaba con los permisos presentaron ante autoridades del gobierno de la ciudad las quejas por los daños al parque.

Talaron varios árboles, rompieron jardineras y en este momento poca gente puede entrar al parque. Con las obras es imposible pasar”.

Los colonos aseguraron que no hay una supervisión efectiva de los trabajos que realizan las empresas por obras de mitigación en la zona. La irregularidad, indicaron, está avalada por las autoridades de la alcaldía Benito Juárez, encabezada por el panista Santiago Taboada.

Empezaron sin permisos a levantar las banquetas ni supervisión ambiental desde hace varias semanas”, denunciaron los pobladores. Asimismo, alertaron sobre la intentona de privatización del único parque del poblado y para eso “han confrontado a la comunidad”, dijero los pobladores.

Mientras tanto, residentes de Mayorazgo Luyando, Plaza Luyando y Mayorazgo Higuera cercaron el parque con el argumento de la inseguridad, a la vez que el resto de los colonos exige preservar su carácter de lugar público.

Los afectados agregaron que ese conflicto lo aprovechan las constructoras para realizar obras fuera de la legalidad.

Ante esa situación piden al gobierno de Claudia Sheinbaum atender las quejas vecinales a tiempo, porque dos días antes de la tala que se realizó sobre Real de Mayorazgo se dio el aviso a la Secretaría de Medio Ambiente, pero “la autoridad lo atendió cuando ya estaban cortados y no había nada que hacer”.

Últimas noticias