Combatir reincidencia delictiva, objetivo de reformas al Código Penal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 10 de julio de 2019, Ciudad de México. La iniciativa de reforma al Código Penal que envió la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, al Congreso capitalino va dirigida a endurecer las penas por reincidencia delictiva en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el asesor de la mandataria local, Néstor Vargas Solano, quien apoyó en la creación de la iniciativa, explicó que la particularidad de la reforma es el aumento de sanciones para quien reincida en la comisión de delitos graves y no graves.

De acuerdo con el documento enviado al Congreso, la sanción por reincidir en delitos no graves se incrementará en una tercera parte. Para el caso de reincidir en un delito grave o doloso que amerite prisión preventiva, la pena se incrementará en dos terceras partes, y hasta en un tanto más de la pena máxima prevista, esto sin que exceda lo señalado en el artículo 33 del Código Penal, el cual establece que la prisión no será mayor a 70 años.

Acuerdo reparatorio

Vargas sostuvo que en caso de llegar a un acuerdo reparatorio con la víctima, se eliminarán los antecedentes penales de la persona en cuestión; sin embargo, Sheinbaum aseguró que todas las reincidencias quedarán registradas en las bases de datos para evitar que la persona busque acuerdos reparatorios en caso de volver a delinquir.

Con el trabajo que está haciendo la Procuraduría General de Justicia, (la reincidencia) ya queda en la base de datos; entonces el Ministerio Público ya reconoce que hay reincidencia, de tal manera que pueda evitar el acuerdo reparatorio.

Y en el caso de que quiera seguir delinquiendo, pues entonces se le pone un límite para que no siga esta puerta giratoria”, dijo.

Otras opciones

La mandataria capitalina agregó que su gobierno ofrecerá a los jóvenes opciones recreativas y de deporte para alejarlos de la delincuencia.

Informó que su administración se sumará al programa de combate a las adicciones que lleva a cabo el gobierno federal.

Es un programa muy ambicioso donde están IAPA, el Instituto de la Juventud y los jueces cívicos. De tal manera que si hay un joven que tiene problemas de adicciones, se le de toda la información y la atención que requiere si es que así lo solicita.“Si hubo un joven que cometió un robo, que haya un código que le diga: ‘a ver, si sigues así vas a ser sancionado’. Pero además les estamos abriendo la otra parte que es fundamental; no solamente es la sanción, también son sus derechos: el derecho a la educación, el derecho al deporte, el derecho a la cultura, el derecho al empleo; es decir, va a haber oportunidad para que caminen en una mecánica distinta”.

Últimas noticias