Madre de Norberto niega parentesco con familia Hernández Guarneros

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Norelia Hernández, mamá del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo Hernández, rechazó conocer o tener parentesco con la familia Hernández Guarneros, cuya etiqueta con dichos apellidos está bordada en una de las esquinas de la sábana roja en la que se encontró el cuerpo de su hijo, quien fue secuestrado la noche del 4 de junio.

El viernes pasado la procuradora General de Justicia, Ernestina Godoy, confirmó que por la etiqueta con la leyenda “Familia Hernández Guarneros” se encontró a 50 familias en la Ciudad de México, las cuales son investigadas por la Procuraduría General de Justicia.

En entrevista con este diario, la señora Norelia Hernández comentó que nunca se le notificó de la existencia de la etiqueta con los apellidos Hernández Guarneros por lo que se enteraron a través de los medios de información.

“Coincide el apellido, pero nosotros no tenemos familia aquí en México aparte de mi hermana que era con la que Norberto vivía. Hernández es un apellido que si no el más común, es de los más comunes; el otro apellido la verdad creo ni haberlo escuchado ni en mi vida, en Chihuahua no, ese apellido no, bueno, al menos yo no lo había escuchado”, explicó.

Esta tarde, la mamá de Norberto se reunirá con el jefe de la Policía de Investigación (PDI), Omar García Harfuch, a quien le solicitará el avance de la indagatoria, tener acceso a la carpeta del caso y el fin, dijo, de las filtraciones, tras recordar que como familia de Norberto hicieron lo que la PGJ solicitó.

“Nos pedían tiempo, se los dimos; nos pidieron espacio, se los dimos; nos pidieron no hablar con los medios, nos alejamos; entonces, hoy queremos ver respuestas y esperamos y confiamos en que tengamos…, ellos nos han dicho que hay avances, pero lo que sabemos como familia ha sido por los medios”, enlistó.

Aunque el martes de la semana pasada se reunió en privado con Godoy y con García Harfuch, aseguró que nunca le mencionaron lo relacionado con la etiqueta familia Hernández Guarneros.

En dicho encuentro sólo se le comentó que existían avances en la indagatoria del secuestro y homicidio de Norberto sin precisar si se tenía la fortaleza de alguna línea de investigación, además le solicitaron paciencia para conocer la carpeta de investigación.

“Yo no entiendo, yo me dedicó a cocinar, tengo un negocio de cocina, no entiendo, nunca habíamos estado involucrados en esto de las investigaciones, no entiendo de muchas cosas”, mencionó.

Pidió la intervención de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para tener acceso a la carpeta, tras comentar que involuntariamente perdió el número que la propia jefa de Gobierno le dio para que la contactara en el momento que considerara pertinente.

La mamá de Norberto dijo desconocer por qué su esposo acusó que teme que le ocurra algo semejante a su hijo, tras referir que está divorciada de él desde hace 10 años.

Negó recibir amenazas, llamadas sospechosas en su contra por lo que refirió que “no le puedo decir a la Procuradora que investigue nada en especial, no desconfió de nadie en especial, por eso precisamente quiero una investigación a fondo, bien hecha, y según pues ellos (PGJ) me dicen que no es tan fácil, que eso se tarda porque hay que ir analizando, ir cuadrando, investigar a fondo, fondo, fondo, pues yo les creo”.

“Nosotros como familia no tenemos nada de idea de qué pudo haber pasado, nosotros como familia somos una familia de pueblos súper unidos, y que aparte aquí ni tenemos familia, es mi hermana y ya”, puntualizó.

 

Últimas noticias