La CDHDF inicia 11 quejas por violaciones a derechos de migrantes

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal inició 11 quejas por violaciones a los derechos de migrantes durante su paso o estancia en la capital del país, donde han aumentado las actitudes de discriminación y xenofobia en su contra.

En la presentación del Protocolo para la Atención Humanitaria de Emergencia a Personas Migrantes o Sujetas de Protección Internacional, la presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez, señaló que se busca un albergue de emergencia para desplazamientos forzados.

Conjuntamente, con las secretarías de Gobierno y de Inclusión y Bienestar Social se ubicó una bodega en Azcapotzalco, que podría utilizarse como un espacio fijo para ese fin, pues “ya no habrá caravanas, sino seguirán llegando flujos de cien a 300 personas semanales”.

La intención es que espacios como el Deportivo Reynosa o el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, los cuales recibieron alguna de las tres caravanas que llegaron a la ciudad entre el año pasado y éste, que tienen una vocación diferente, sean ocupados.

Además ese albergue fijo sería también para atender a personas que se vean forzados, por ser víctimas de sismos, incendios u otro tipo de emergencias, por lo cual se trabaja con el Gobierno de la ciudad, pues los albergues de las organizaciones están rebasados.

Desde la semana pasada, comentó, existe un acuerdo para hacer llegar a las organizaciones que lo demanden, servicios médicos, algunos apoyos y seguridad, porque los migrantes han sido víctimas de asaltos y maltratos.

Comentó que, apenas se empieza a hacer tras una articulación con las organizaciones de cómo apoyarlos, con la mirada de que la ciudad se encargue con este albergue de una primera acogida, que es la recepción.

Mientras, las organizaciones se dediquen, en una segunda acogida, de ayudarlos en la búsqueda de empleo y espacios para vivir, pues mucho menos del 10 por ciento de los 26 mil migrantes que llegaron en las tres caravanas recibidas, se han quedado en la ciudad.

Hoy, dijo, se tienen grupos asentados en Iztacalco e Iztapalapa, tanto de hondureños, como salvadoreños y guatemaltecos, que ya trabajan en servicios y han alquilado su vivienda, aunque todavía no es muy evidente.

“No registramos ya grandes flujos de migrantes, los cuales paramos y las últimas fueron en febrero, registrándose una modificación en la política nacional migratoria, que fue detener las caravanas que se formaban en la zona del Sononusco, entregando visas de trabajo”, dijo.

El Protocolo de atención humanitaria impulsado en la ciudad, consideró, podría replicarse en otros puntos del país, y en la misma ciudad, ante el incremento de las actitudes de discriminación y xenofobia.

Destacó que existen albergues donde se les criminaliza, son sujetos de asalto y hasta de un trato diferente por parte de la política, que no debe hacer diferenciaciones, pero se trata de una problemática a nivel nacional.

La ombudsperson denunció que a través de redes se ha convocado a una marcha el domingo 7 de julio, que partirá del Ángel de la Independencia, en contra del Pacto Migratorio, porque “no es migración, es invasión. México para los mexicanos”.

De acuerdo con la invitación, se registran graves enfermedades contagiosas con la llegada de migrantes, como son el ébola y lepra, señaló la ombudsperson al precisar que se tienen 11 quejas abiertas en la Comisión relacionadas con migrantes.

Entre ellas se encuentra la denuncia presentada por algunos de ellos contra policías por abuso de autoridad y uso indiscriminado de la fuerza y la negativa de entregar un acta de nacimiento a un niño que nació en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”.

Tal situación derivó porque no tenía comprobante de domicilio y la semana pasada se inició otra por la muerte de un salvadoreño, quien murió en el área de galeras de la Coordinación Territorial GAM-4, donde fue remitido con otro compatriota por ingerir bebidas en la vía pública, precisó la presidenta de la CDHDF.

 

Últimas noticias