Restricciones por coronavirus afectan miles de negocios en China

Beijing, China. 16 de febrero de 2020. Los controles impuestos a las empresas para tratar de frenar la propagación del coronavirus COVID-19 por todo el país afectan a decenas de miles de negocios y a cientos de millones de trabajadores. El gobierno amplió las vacaciones por el Año Nuevo Lunar para mantener las fábricas y las oficinas cerradas. Cines, templos y lugares cerraron para evitar que se formen multitudes. Los viajes en grupo quedaron cancelados y los empresarios demoraron sus travesías. Las vastas industrias manufactureras chinas no pueden funcionar sin operarios en las fábricas; pero a medida que algunos negocios reabren, Beijing dijo que todo el mundo que pueda trabajar desde sus casas, debe hacerlo. Lo que ha obligado a los empleados, desde emprendedores a la plantilla de tres mil 500 personas de la automotriz Volkswagen AG, a contactar con sus clientes y socios comerciales y a mantener sus negocios en marcha a través del teléfono y el correo electrónico. Los economistas advierten que no se debe asumir que la enfermedad y su impacto en la segunda mayor economía del mundo estarán pronto bajo control. (Ap)
Un guardia de seguridad, con una mascarilla, camina por una calle desierta de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. El gobierno ha impuesto restricciones en todo el país que han estancado los viajes y las ventas de bienes raíces y automóviles. Foto Ap / Andy Wong
Un guardia de seguridad, con una mascarilla, camina por una calle desierta de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. El gobierno ha impuesto restricciones en todo el país que han estancado los viajes y las ventas de bienes raíces y automóviles. Foto Ap / Andy Wong

Un guardia de seguridad, con una mascarilla, camina por una calle desierta de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. El gobierno ha impuesto restricciones en todo el país que han estancado los viajes y las ventas de bienes raíces y automóviles. Foto Ap / Andy Wong
Un guardia de seguridad, con una mascarilla, camina por una calle desierta de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. El gobierno ha impuesto restricciones en todo el país que han estancado los viajes y las ventas de bienes raíces y automóviles. Foto Ap / Andy Wong

Un repartidor revisa su teléfono mientras espera en una calle de Beijing. Foto Ap / Ng Han Guan
Un repartidor revisa su teléfono mientras espera en una calle de Beijing. Foto Ap / Ng Han Guan

Un trabajador rocía desinfectante en un centro comerical abandonado, en Beijing, China. Foto Ap / Ng Han Guan
Un trabajador rocía desinfectante en un centro comerical abandonado, en Beijing, China. Foto Ap / Ng Han Guan

Un guardia de seguridad en Qianmen, China. Foto Ap / Andy Wong
Un guardia de seguridad en Qianmen, China. Foto Ap / Andy Wong

Un trabajador con una mascarilla mira desde un restaurante que tiene un aviso de “precaución” contra el virus COVID-19 cerca de la calle Qianmen. Foto Ap / Andy Wong
Un trabajador con una mascarilla mira desde un restaurante que tiene un aviso de “precaución” contra el virus COVID-19 cerca de la calle Qianmen. Foto Ap / Andy Wong

En Beijing, un trabajador limpia las puertas de vidirio en una sala de exposición de automóviles vacía. Foto Ap / Ng Han Guan
En Beijing, un trabajador limpia las puertas de vidirio en una sala de exposición de automóviles vacía. Foto Ap / Ng Han Guan

Un grupo de personas usa mascarillas mientras visita un parque en la capital china. Foto Afp / Wang Zhao
Un grupo de personas usa mascarillas mientras visita un parque en la capital china. Foto Afp / Wang Zhao

Una mujer, protegida con una mascarilla protectora, es revisada y un guardia de seguridad le toma la temperatura cuando ingresa a la calle Qianmen. Foto Ap / Andy Wong
Una mujer, protegida con una mascarilla protectora, es revisada y un guardia de seguridad le toma la temperatura cuando ingresa a la calle Qianmen. Foto Ap / Andy Wong

Un trabajador de limpia camina por la calle principal de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. Foto Ap / Andy Wong
Un trabajador de limpia camina por la calle principal de Qianmen, un popular lugar turístico en Beijing. Foto Ap / Andy Wong

Una pareja de residentes camina por un centro comercial desierto en la capital china. Foto Ap / Ng Han Guan
Una pareja de residentes camina por un centro comercial desierto en la capital china. Foto Ap / Ng Han Guan

Una mujer camina frente a los bares, ubicados en distrito minorista en la capital, que permanecen cerrados, mientras la vía pública luce la decoración del Año Nuevo Lunar. Foto Ap / Ng Han Guan
Una mujer camina frente a los bares, ubicados en distrito minorista en la capital, que permanecen cerrados, mientras la vía pública luce la decoración del Año Nuevo Lunar. Foto Ap / Ng Han Guan