Senasica refuerza medidas contra la influenza aviar

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) refuerza las medidas de bioseguridad en las Unidades de Producción (UP) avícolas del país con el fin de avanzar en el control de la enfermedad de la influenza aviar notificable.

Tanto productores y autoridades del Senasica, en una reunión, acordaron que para evitar la dispersión de enfermedades como la influenza aviar, es indispensable impedir la movilización del excremento crudo de las aves.

Los avicultores solicitaron el apoyo de esta dependencia para conseguir esquemas de financiamiento que les permitan adquirir tecnología para procesar la gallinaza y pollinaza y convertirla en alimento balanceado para animales, lo que contribuye a eliminar riesgos sanitarios para la producción agropecuaria.

Otros temas prioritarios abordados en la reunión fueron los de esquemas de vacunación, criterios técnicos para el control en granjas infectadas en zonas de baja prevalencia y repoblación y bioseguridad en las unidades productivas, las cuales podrán certificarse y obtener la Constancia de Bioseguridad del Senasica, “previo cumplimiento total y efectivo de los requisitos físicos y documentales”.

El director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, señaló que los laboratorios de prueba privados, autorizados por el organismo de la Sader, estarán en posibilidades de hacer el diagnóstico si demuestran que no existe conflicto de interés con sus clientes potenciales, lo que permitirá asegurar la confiabilidad de los resultados.

El Senasica opera la Campaña Nacional contra la Influenza Aviar Notificable, a través de la cual se realiza vigilancia epidemiológica en Unidades de Producción, predios de traspatio, rastros, establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF) y Centros de Acopio (CEDIS) de aves y productos avícolas.

Asimismo, controla la venta y distribución de vacunas en zonas de escasa prevalencia y unidades autorizadas, la movilización de aves, productos y mercancías avícolas reguladas, así como también verifica y autoriza los CEDIS, rastros, incubadoras y establecimientos que manejan, distribuyen y comercializan productos avícolas.

Actualmente, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Chihuahua, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán están libres de influenza aviar y el resto del territorio nacional se encuentra en fase de escasa prevalencia.

En la reunión encabezada por el director en jefe del organismo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Francisco Javier Trujillo Arriaga, y representantes de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), coincidieron en que el control de la Influenza Aviar Notificable en el territorio nacional requiere del esfuerzo de productores, industria y gobierno, por lo que es fundamental crear la conciencia de que al implementar buenas prácticas pecuarias se incrementa la competitividad.

 

Últimas noticias