Dan último adiós a Norberto Ronquillo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Decenas de amigos y familiares se reunieron en una funeraria, ubicada en la avenida San Jerónimo, para darle el último adiós a Norberto Ronquillo, el estudiante, quien fue secuestrado hace ocho días y asesinado entre el jueves y sábado.

Con base en los resultados de la autopsia realizada ayer en el Instituto de Ciencias Forenses, que llevó casi seis horas, el joven de 22 años murió de asfixia por estrangulamiento.

La procuradora general de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, calificó de atípico su secuestro, y descartó haya sido cometido por el crimen organizado, por lo cual se siguen varías líneas de investigación.

Los policías que fueron los primeros respondientes declararán este martes para explicar en la carpeta la razón por la cual fue llevado su automóvil a la casa donde vía y no al ministerio público.

“No es un asunto que tenga que ver con una posible imputación a los policías, es una irregularidad que tenemos que ver”, precisó al aclarar que se preservó el lugar donde se encontró su cuerpo, el domingo pasado, “no hubo descuido en la escena”.

Mencionó que, las investigaciones continúan para dar con los responsables, para lo cual se trabaja con la Coordinación Nacional Antisecuestro y “todas las áreas y niveles” del gobierno capitalino, de manera coordinada, y “no queremos haya una sensación de que es una situación generalizada y tenemos que entrar en pánico”.

Últimas noticias