Rechazan en San Francisco Xochicuautla construcción de autopista

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Habitantes de San Francisco Xochicuautla expresaron su rechazo a la construcción de la autopista Toluca-Naucalpan, pues señalaron que se está cometiendo un “ecocidio” en la zona, al fragmentar el bosque y afectar los mantos acuíferos.

En conferencia de prensa añadieron que al estar usando explosivos, algunos habitantes de la comunidad indígena, especialmente niños tienen afectaciones respiratorias y además las vibraciones dañan las viviendas.

Jaime Vargas González, del Consejo Supremo Indígena de la Comunidad de San Francisco Xochicuautla y los habitantes de la comunidad: Lucero González Flores y Hector Gonzalez Sánchez, lamentaron que pese a los cuatro amparos existentes que determinan cesar las obras en tanto se resuelve el juicio, continúa la destrucción del bosque otomí, considerado un “área natural protegida con categoría de santuario del agua”.

Vargas González dijo que la exigencia es que paren las obras que comenzaron en 2007 y que perjudican a los habitantes de la zona en una tramo de alrededor de siete kilómetros, de los 29 que tendrá esa carretera.

Sostuvo que las empresas constructoras han contratado “golpeadores” para amagar a los residentes y destacó que la zona es además un “lugar sagrado”.

Denunciaron que el “consejo supremo indígena restaurado”, el cual se ha puesto de parte de los intereses empresariales fue electo de manera “ilegal” y por lo tanto no tiene injerencia en las decisiones, remarcaron que el que tiene autoridad es el Consejo Supremo Indígena de la Comunidad de San Francisco Xochicuautla.

Últimas noticias