Presentan plan de desarrollo para el sureste de México y CA

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Para solucionar el problema migratorio, el desarrollo económico debe colocarse al centro de la solución y priorizar la inversión pública y privada, aseveró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), al presentar el Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Sostuvo que el plan tiene como meta incrementar la inversión total de los cuatro países, del actual 19 por ciento que registran en conjunto a 25 por ciento del producto interno bruto (PIB), e identificó cinco proyectos de inversión en energía e infraestructura para lograr una integración regional logística, eléctrica, en gas natural, ferroviaria y comercial.

Para poder resolver los problemas que tenemos en esta región necesitamos 25 por ciento del PIB en inversión, y sólo en infraestructura 6 por ciento, pero México está en 20.9 por ciento y Guatemala en 14.2 por ciento, indicó.

La Cepal hizo 30 recomendaciones o propuestas distribuidas en cuatro ejes programáticos o pilares que abarcan desarrollo económico, bienestar social, sustentabilidad ambiental y gestión integral del ciclo migratorio, pero todo “enfocado en la seguridad humana, no en la seguridad nacional. 

Seguridad de las personas 

Ese es el verdadero cambio de paradigma: nos vamos a ir por la seguridad de las personas, sus derechos, su medio de vida y no la seguridad de las fronteras en términos de seguridad nacional... Para que la migración sea una opción y no una obligación, ponderó Bárcena al exponer el documento en Palacio Nacional, ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, legisladores federales y embajadores de los países centroamericanos.

Los pilares del plan son desarrollo económico a partir de la fiscalización e inversión; la integración comercial, energética y logística entre los cuatro países; el bienestar social con educación, salud y trabajo, así como la sustentabilidad ambiental y la gestión integral del ciclo migratorio con seguridad humana en la que se respeten los derechos, medios de vida y seguridad centrada en las personas.

La gente no emigra por gusto y Centroamérica es una de las regiones más violentas del mundo, incluso más que Medio Oriente, cuya población con mayores ingresos gana casi 70 veces más que la de menores ingresos, además de que en Honduras, El Salvador y Guatemala sólo se generan 127 mil empleos, frente a 362 mil que se requieren cada año para los jóvenes, expuso como causas de la migración.

Sobre los proyectos de infraestructura, la titular de la Cepal destacó la construcción de un gasoducto de 600 kilómetros para la integración entre el sur de México y América Central para llevar el exceso de gas natural de América del Norte y bajar los costos. 

Central energética 

También habló de una terminal de gas natural en Puerto Cortés, Honduras, y la central energética de 300 megavatios, con un costo estimado de mil 200 millones de dólares, así como de la interconexión del sistema eléctrico mexicano al centroamericano, con un infraestructura de 165 millones de dólares y 300 millones para la conexión entre México y Guatemala que, dijo, abaratará costos y puede ir a la par que la integración digital.

Planteó también la conectividad de los cuatro países mediante el ferrocarril, con 710 kilómetros desde Ciudad Hidalgo, Chiapas, hasta Puerto de la Libertad, en El Salvador, además de 225 kilómetros de ramales ferroviarios para conectar las ciudades de Guatemala, Honduras y El Salvador.

El quinto proyecto de infraestructura se refiere al mejoramiento de la infraestructura fronteriza a lo largo de 950 kilómetros entre México y Guatemala, con nuevas instalaciones de turismo, migración y aduanas, además de una carretera que conecte el eje turístico El Narango y Flores de ese país con Tenosique, Tabasco.

En materia social, Bárcena indicó que se debe crear una red de escuelas seguras para retener a 500 mil niños y adolescentes en su lugar de origen, o mecanismos para ayudar a las familias de los migrantes a armar sus propios negocios e integrarse a cadenas productivas y al sistema financiero, porque las cuatro naciones reciben 57 mil 500 millones de dólares al año.

Bárcena ofreció que las 16 agencias de la Organización de Naciones Unidas, como es la misma Cepal y el Fondo para la Infancia, trabajarán hermanadas con los gobiernos de la región en la implementación del plan, que calificó de iniciativa a escala mundial y se convocará a todos los países a que nos vengan a ayudar para que esta región sea la más próspera.

Últimas noticias