Seguridad de personas más que de fronteras en Centroamérica: Cepal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), presentó hoy en Palacio Nacional el Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y México, cuyos pilares son la integración energética y logística, el desarrollo económico y el respeto a los derechos humanos de los migrantes en toda la región.

Se trata, dijo Bárcena, "de un cambio de paradigma basado en la seguridad de las personas y no en la seguridad de las fronteras".

La ejecución del plan implica una inversión de 10 mil millones de dólares al año durante la siguiente década (de 2020 a 2030) y cuyo objetivo es que las personas se queden en su lugar de origen, detalló el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El canciller dijo que la meta para su instrumentación es llegar al equivalente del 25 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Aclaró que aunque habrá inversión de los cuatro países involucrados, también se buscará el apoyo y financiamiento de otras regiones y naciones, como los de América del Norte, la Unión Europea, Japón e incluso comentó que Chile ya declaró que quiere participar.

Los ejes del plan presentado por la Cepal son: desarrollo económico a partir de la fiscalidad e inversión; integración
comercial, energética y logística entre los cuatro países; bienestar social: educación, salud y trabajo, asi como la sostenibilidad ambiental y gestión de riesgos, y la gestión integral del ciclo migratorio con seguridad humana, en la que se respeten los derechos, medios de vida y seguridad centrada en las personas.

Ebrard recordó que el Plan de Desarrollo Integral fue solicitado a la Cepal por López Obrador desde que asumió el poder el primero de diciembre de 2018 y elogió el tiempo récord en el que el organismo elaboró el proyecto.

El plan es "una hoja de ruta sobre lo que tenemos que hacer estos años para cambiar realidad económica del sur de Mexico y de Hondutas, Guatemala y El Salvador", dijo el canciller mexicano.

Bárcena detalló que se identifican cinco causas estructurales de la migración: la falta de empleo y de oportunidades economicas, los bajos ingresos, la violencia e inseguridad, problemas familiares y también el deseo de familias desintegradas de reunirse con sus parientes que migraron antes.

Destacó que la región de Centroamérica es una de las más violentas del mundo, con una gran desigualdad: la población con mas ingresos en la región gana hasta 70 veces mas que la población más pobre.

En la zona hay un alto crecimiento demográfico, sobre todo en las ciudades que se convierten en expulsoras de migrantes, agregó la funcionaria.

Los tres paises del norte de Centroamérica, dijo, cuentan con 33 millones de personas; 362 mil jóvenes se incorporan cada año a la fuerza laboral pero sólo se general 127 mil empleos.

Además, la brecha salarial es enorme, porque el ingreso medio en Estados Unidos es 10 veces más que en la región y el salario mínimo es superior en cinco veces.

Barcena resaltó que el salario mínimo de Mexico es el más bajo entre los cuatro países analizados, aun cuando este año subió de 138 a casi 160 dólares mensuales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias