Argentina vive tiempos dramáticos: Cristina Fernández

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. Como la primera mujer electa dos veces para el cargo presidencial, habiendo antes ocupado otros puestos legislativos, Cristina Fernández de Kirchner indicó que dichos cargos fueron siempre el resultado de “la voluntad popular expresada en las urnas”, y agregó en su reflexión: “Sigo más convencida que nunca de que la expectativa o la ambición personal tienen que estar subordinadas al interés general”.

Más adelante, Fernández se refirió a su compañero de fórmula a quien conoce hace más de 20 años y a quien pidió ser candidato a la presidencia. Reconoció que tuvieron diferencias en algunos momentos y también que fue Jefe de Gabinete de Néstor durante toda su presidencia. “Lo ví junto a él, decidir, organizar, acordar y buscar siempre la mayor amplitud posible del gobierno”.

Asimismo, consideró que si aquellos tiempos en que asumió el gobierno Néstor Kirchner fueron graves, ahora “estamos viviendo, los argentinos y argentinas, tiempos que son realmente dramáticos. Nunca tantos y tantas durmiendo en la calle. Nunca tantos y tantas con tuvieron problemas de comida, de trabajo. Nunca hubo tantos y tantas desesperados llorando frente a una factura impagable de luz o de gas (…). La deuda externa en dólares contraída en apenas tres años es más grande que la que Néstor recibió en suspensión de pagos, y ahora con otros agravante que casi el 40 por ciento es del Fondo Monetario Internacional.

Consideró como “apabullante e innecesario, el endeudamiento del país que empieza a mostrar en este presente los primeros síntomas de una realidad que será muy difícil de revertir (…), sobre todo si anteponemos los nombres y las ubicaciones personales, al desafío de construir una coalición electoral no sólo capaz de resultar triunfante en las próximas elecciones, sino también de lograr que aquello por lo que se convoca a la sociedad pueda ser cumplido”.

Advirtió que es fundamental evitar sumar “la frustración actual, producto de la estafa electoral que facilitó la llegada de Mauricio Macri al poder, una nueva frustración que, no tengo dudas, sumergiría a la Argentina en el peor de los infiernos”.

En este rubro, se refirió a la dramática situación que vive el pueblo y por lo que en estos momento Argentina necesita convocar a los más amplios sectores sociales, políticos y económicos, no sólo para ganar una elección, sino para gobernar. Señaló que se va a tener que gobernar un país otra vez en ruinas, y por lo tanto, una coalición que gobierne deberá ser mucho más amplia de la que gane las elecciones.

Sostuvo que cree que este el mejor aporte que puede hacerle a la patria, con la certeza de que el pueblo no espera palabras ni discursos huecos y vacíos; y sí la unidad para ordenar las vidas que con “tanta perversidad este gobierno les desordenó en sólo algo mas de tres años”.

Otro tema fue la situación de la región en la actualidad, donde destacó que ha mutado para mal en los últimos tiempos, viviendo momentos álgidos de disputa comercial, tecnológica, militar y política, y por lo tanto, llamó a la responsabilidad la inteligencia y la visión práctica “para que esta disputa por el poder mundial no nos arrastre a mayor dependencia y pobreza”.

Admitió que durante sus años de gobierno hubo aciertos y errores, y destacó que estos son otros tiempos. Recordó que ha sido sido víctima de la más feroz y despiadada }2campaña de mentiras y difamaciones contra mi persona, mi familia y nuestro gobierno”.

Agregó: “No los voy a nombrar. Ustedes saben quiénes son y cómo lo han hecho. Ellos solos se delatan por sus expresiones públicas y sus malas acciones”. Recalcó, sin embargo que “no es casual que esas mentiras, esa difamación y ese odio le han servido a aquellos que las instalaron para beneficiarse en lo económico hasta límites nunca vistos”.

Una hora después del anuncio el país estaba en acción en todas partes. La sorpresa tomó al gobierno desprevenido, especialmente ante la maniobra de llevarla a un juicio oral , que no tiene ni pruebas, ni se sostiene jurídicamente, como uno de los actos del gobierno de Macri, que fue tan contraproducente que causó estupor y una verdadera rebelión popular de boca en boca.

En las provincias, varios gobernadores peronistas como Sergio Uñac, de San Juan, Julio Zamora, de Santiago del Estero, Domingo Peppo, de Chaco, Rosana Bertone, Tierra del Fuego, y Juan Manzur, de Tucumán, entre otros , ya se encolumnaron detrás del binomio Fernández-Kirchner y comienzan a surgir adhesiones también desde varios sectores no peronistas, como radicales que se han rebelado contra su partido la Unión Cívica Radical, a punto de dividirse por estas horas.

Mañana será el gran día de recoger los análisis y las grandes posibilidades de unidad que han comenzado a prepararse en esta noche lluviosa de mayo.

 

 

Últimas noticias