Ofrecen un atisbo único al mundo de espejos de Koons y Duchamp

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 17 de mayo de 2019. La emoción que genera la obra de arte, el objeto, es lo que importa, fue parte del mensaje del artista estadunidense Jeff Koons en la Ciudad de México, durante su visita al Museo Jumex, donde sus obras son reflejadas frente a las del francés Marcel Duchamp. ‘‘Si te aceptas a ti mismo, puedes aceptar a los demás; para mí ese es el mensaje del arte objeto”, expresó en conferencia de prensa.

Reflejos, como las famosas esculturas de Koons, es lo que quiso mostrar el curador Massimiliano Gioni con la exposición Apariencia desnuda: el deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons. ‘‘Nunca supe del poder del arte hasta que conocí las obras de Manet y Duchamp”, comentó el artista sobre su acercamiento durante su juventud. 

El artista vivo mejor cotizado del mundo 

‘‘El objetivo de la exposición no es certificar una afinidad, sino tratar de mirar al mundo de ambos y reflejarlos a cada uno”, como en un universo de espejos, en la que consideró una oportunidad única que los ha reunido. Koons causó revuelo y escándalo en 2008, al ser exhibida su obra conceptual y kitsch en el elegante Palacio de Versa-lles, en Francia.

Los dos que comparten brillo en el Museo Jumex crearon en un siglo dominado por la producción masiva, las reproducciones, el consumismo y la continua expansión del deseo, acotó ayer Gioni en la conferencia de prensa antes de la inauguración de la muestra, este sábado, que permitirá observar más de 80 obras de dos artistas que han cambiado la concepción del arte. Al país arribaron préstamos de aproximadamente 30 colecciones de Italia, Noruega, Israel y Estados Unidos, entre otros países.

Desde el balcón se observaba Bailarina sentada (Seated ballerina), escultura inflable de casi 14 metros de altura, colocada en la explanada del Museo Jumex (Miguel de Cervantes Saavedra 303, colonia Granada), donde permanecerá hasta el cierre de la exposición, el 29 de septiembre. Cinco núcleos dividen las piezas, en tres pisos diferentes, en ‘‘una instalación concebida como una caja de música o ballet mecánico”, describe el recinto.

Un día antes el estadunidense se coronó con el récord mundial del artista vivo mejor cotizado. Atento, tranquilo, las manos cruzadas sobre el regazo, de 64 años, estuvo rodeado por cientos de representantes de la prensa, ansiosos por fotografiarlo y conocer sus declaraciones sobre las obras en la primera muestra en América Latina dedicada a ambos y que sólo se mostrará en México.

El conejo de acero inoxidable, escultura que el pasado miércoles devolvió a Jeff Koons el récord mundial para la obra de un artista vivo, está incluido en la exposición.

Sonriente, el artista posó junto a la vitrina que resguarda a Rabbit, otra versión de la que fue subastada en 91.1 millones de dólares por Christie’s en Nueva York.

‘‘Mi arte es el mismo, mi relación con la obra es la misma, sigo el mismo proceso que siempre hago. Pero la verdadera recompensa en el valor es mi tiempo aquí, esta exhibición en México, sólo quiero tener un diálogo acerca de lo que puede ser el arte”, respondió al ser consultado sobre la puja del miércoles.

Antes de ser superado por el británico David Hockney, con su pintura Portrait of an Artist (Pool with Two Figures), Koons ya ostentaba el título por su obra Balloon Dog, también exhibida en color magenta en el mismo salón que Conejo y Venus metálica, que rememoran gigantescos y brillantes globosinflables.

Ahí también el famoso urinario de Marcel Duchamp, titulado Fuente (Fountain), y Rueda de bicicleta (Bicycle Wheel), dos de sus obras más famosas que se inscriben en los llamados Ready mades.

‘‘Es un momento para ser artista”, mencionó donde comparte el espacio con el francés Duchamp, separados en fecha de nacimiento por 68 años.

El título de la exposición es un guiño al Nobel Octavio Paz, tomado de Apariencia desnuda, igual que un estudio dedicado a Marcel Duchamp.

El poeta mexicano, según André Breton, nació en un país surrealista, lo que Koons corroboró al llegar al museo ubicado junto a una plaza comercial y un tren estacionado.

Últimas noticias