Albergues migrantes en Tapachula: los ayudados ayudan

Tapachula, Chiapas, 17 de mayo de 2019. En octubre pasado, la primera gran caravana, procedente de Honduras, ensanchó las puertas de nuestro país fuera de cualquier control institucional, y las dejó abiertas.
Muchas personas, relativamente libres pero retenidas y pobres, esperan ser admitidas como refugiados. Foto Luis Castillo
Muchas personas, relativamente libres pero retenidas y pobres, esperan ser admitidas como refugiados. Foto Luis Castillo

Muchas personas, relativamente libres pero retenidas y pobres, esperan ser admitidas como refugiados. Foto Luis Castillo
Muchas personas, relativamente libres pero retenidas y pobres, esperan ser admitidas como refugiados. Foto Luis Castillo

Un grupo de Hermanas Catequistas de Cristo Crucificado juegan con los niños lotería con temas ecológicos y semillas de maíz criollo como fichas. Foto Luis Castillo
Un grupo de Hermanas Catequistas de Cristo Crucificado juegan con los niños lotería con temas ecológicos y semillas de maíz criollo como fichas. Foto Luis Castillo

La fundadora del albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante, Olga Sánchez Martínez, comenzó en 1990 a recoger viajeros mutilados de las vías del tren, y al paso de los años fueron ellos quienes le ayudaron a ampliar el albergue. Foto Luis Castillo
La fundadora del albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante, Olga Sánchez Martínez, comenzó en 1990 a recoger viajeros mutilados de las vías del tren, y al paso de los años fueron ellos quienes le ayudaron a ampliar el albergue. Foto Luis Castillo

Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo
Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo

Los migrantes alojados no se quedan de brazos cruzados; mujeres cubanas y hondureñas limpian los dormitorios y lavan el patio, y hombres ayudan a construir más habitaciones. Foto Luis Castillo
Los migrantes alojados no se quedan de brazos cruzados; mujeres cubanas y hondureñas limpian los dormitorios y lavan el patio, y hombres ayudan a construir más habitaciones. Foto Luis Castillo

Los migrantes alojados no se quedan de brazos cruzados; mujeres cubanas y hondureñas limpian los dormitorios y lavan el patio, y hombres ayudan a construir más habitaciones. Foto Luis Castillo
Los migrantes alojados no se quedan de brazos cruzados; mujeres cubanas y hondureñas limpian los dormitorios y lavan el patio, y hombres ayudan a construir más habitaciones. Foto Luis Castillo

Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo
Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo

Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo
Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo

Las migrantes alojadas también cocinan, tratando de satisfacer los gustos regionales. Foto Luis Castillo
Las migrantes alojadas también cocinan, tratando de satisfacer los gustos regionales. Foto Luis Castillo

Son miles las personas retenidas en Chiapas, además de  los centenares de detenidos en operativos a gran escala. Foto Luis Castillo
Son miles las personas retenidas en Chiapas, además de los centenares de detenidos en operativos a gran escala. Foto Luis Castillo

Los menores en el albergue suman decenas, en su mayoría hondureños y salvadoreños. Foto Luis Castillo
Los menores en el albergue suman decenas, en su mayoría hondureños y salvadoreños. Foto Luis Castillo

La tarea más difícil, y permanente, es conseguir alimentos para los migrantes. Foto Luis Castillo
La tarea más difícil, y permanente, es conseguir alimentos para los migrantes. Foto Luis Castillo

Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo
Albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y el Migrante en Tapachula, Chiapas. Foto Luis Castillo

La Casa del Migrante Scalabrini está vinculada con la diócesis católica. Foto Luis Castillo
La Casa del Migrante Scalabrini está vinculada con la diócesis católica. Foto Luis Castillo

Una migrante centroamericana se encuentra fuera de las instalaciones del Instituto Nacional de Migración Siglo XXI, por que su esposo está detenido y pide que les en su libertad ya que tienen un hijo mexicano. Foto Luis Castillo
Una migrante centroamericana se encuentra fuera de las instalaciones del Instituto Nacional de Migración Siglo XXI, por que su esposo está detenido y pide que les en su libertad ya que tienen un hijo mexicano. Foto Luis Castillo