Ovacionan a Fernández de Kirchner al presentar libro ‘Sinceramente’

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. Ovacionada durante todo el tiempo por miles de personas que abatieron el récord histórico de presencia en la Feria del Libro de Buenos Aires, la senadora nacional y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó la noche del jueves su libro Sinceramente en una conferencia coloquial en la que reflexionó con serenidad sobre el mensaje más profundo que intentó dar a la sociedad argentina.

Abordó cuidadosa pero incisivamente las causas de la crisis que agobia al país y dejó sentado elementos claves hacia las posibilidades reales de recuperación que tiene Argentina hacia el futuro, a pesar de las enormes dificultades que se deberán enfrentar.

Fue un relato con el trasfondo de la esperanza, partiendo de un momento sólo semejante a lo que aconteció antes de la crisis de 2001, que significó el reconocimiento del absoluto fracaso del neoliberalismo rampante, que sin ningún tipo de anestesia se impuso en el país desde los años 90, cuyas consecuencias llevaron a una salida equivocada por parte del gobierno de Fernando de la Rúa (1991-2001), que sucedió al de Carlos Saúl Menem (1989-1999), quien dejó una destrucción similar a la de un país en guerra.

Ahora, a tres años de Mauricio Macri la situación es similar a la crisis de 2001, agravándose con la destrucción de todo lo logrado después de una recuperación notable durante los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner (2003- 2015).

Los invitados a la presentación del libro ocuparon el Salón Jorge Luis Borges, el más grande de la Feria, que se desbordó mientras miles quedaron afuera.

El representante local de la editorial Penguin Randon House, Juan Boido, sostuvo que había sido el mayor fenómeno registrado editorialmente, ya que antes de salir el libro estaban vendidos 20 mil ejemplares y en horas se habían vendido 60 mil, obligando a continuar imprimiendo hasta llegar a 350 mil ejemplares en menos de un mes.

La ex presidenta agradeció a quienes compraron el libro a pesar de las grandes dificultades económicas y explicó que decidió escribirlo alentada por Alberto Fernández, el ex jefe de gabinete del gobierno de Néstor Kirchner, quien estaba angustiado ante la cantidad de cosas negativas, falacias y degradantes mentiras que llegaron a superar todos los límites, contra ella , su familia y su fallecido esposo.

"Quiero que este libro les sirva a los argentinos como un instrumento de discusión, de debate. No es la Biblia ni el Talmud ni el Corán; es simplemente un instrumento para discutir a partir de la experiencia. Lo que decimos no es para un congreso de filosofía, no es teoría, es práctica y experiencia dura, con equivocaciones, aciertos y la convicción absoluta de estar haciendo lo mejor".

De entre el público se escuchaba la consigna “Cristina Presidenta”, en relación a las próximas elecciones de presidenciales de octubre, tema del que no habló la ex mandataria, y también un fuerte “¡vamos a volver!”.

Fernández de Kirchner convocó a los argentinos a suscribir un nuevo contrato social “con metas cuantificables” que incluya a todos los sectores, desde empresarios a sindicalistas, intelectuales, trabajadores y beneficiarios de ayuda social. También recordó a los empresarios presentes que “para que una empresa gane plata tienen que ganar todos”.

El contrato social entre todos los argentinos y argentinas está pensando como algo sólido y de largo plazo, en una construcción que debía darse sin mezquindades tal como aparece esbozada en el libro. “Un nuevo y verdadero contrato social con derechos pero también con obligaciones”, que debería abarcar no sólo lo social y lo económico sino también lo político y lo institucional.

La ex mandataria habló ante personalidades de derechos humanos, intelectuales, trabajadores, dirigentes sociales y barriales, artistas, actores, y periodistas de medios, incluyendo a aquellos que la golpean casi cotidianamente como los diarios La Nación y otros.

Fernández de Kirchner estaba sinceramente conmovida por esa presencia fuera de la sala que se mantuvo hasta que ella salió y tuvo que subirse a un improvisado escenario mientras mujeres humildes le entregaban flores , y la situación se tornó más que intensa. “Es como el despertar de un mal sueño” dijo una de las mujeres ante aquella presencia que “había renovado las esperanzas".

En su su sereno discurso dijo hay que tratar de comprender, de entender, para poder resolver. Es imposible resolver bien si no se entiende la magnitud de los problemas".

Sinceramente es un título que cuando lo vi pensé que es algo que digo cada dos minutos. Sinceramente. Es el aporte que puedo hacer y dar para que entre todos los argentinos y las argentinas podamos construir en serio algo diferente a todo", indicó .

Fernández destacó que otro de los momentos históricos actuales figura el hecho de que la presidencia de la Fundación El Libro, la ocupa por primera vez mujer, refiriéndose a Teresa Carbano, quien reivindicó la Feria como espacio para todos los debates y “múltiples voces”, ante la crítica de algunos medios porque se permitiera a la ex presidenta realizar un acto. También hizo referencia Carbano a la crisis de la industria gráfica en contraste con el éxito inmediato del libro de Fernández de Kirchner.

Últimas noticias