Tras enfrentamiento de autodefensas, refuerzan seguridad en Xaltianguis

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Acapulco, Gro. La Mesa de Coordinación estatal para la construcción de la Paz, acordó la instalación de una Base de Operaciones Mixtas en la comunidad de Xaltianguis, municipio de Acapulco, la cual estará integrada por elementos del Ejército Mexicano, Secretaría de Marina Armada de México, Fiscalía General de Estado, policía Estatal y la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco.

La decisión fue tomada luego de que el pasado martes por la mañana, dos grupos de autodefensas se enfrentaron a a balazos durante varias horas, dejando como saldo oficial, dos muertos y cuatro heridos.

El hecho motivó la suspensión de clases en todas las escuelas de la zona escolar desde el martes, con afectación para unos mil 500 estudiantes.

De acuerdo con personal de la Secretaría de Educación Guerrero, en dicha área se encuentran ubicadas siete escuelas primarias, una secundaria, un jardín de niños y un Colegio de Bachilleres.

La reunión en materia de seguridad se llevó a cabo la noche del miércoles en Chilpancingo, con la presencia de los alcaldes de Acapulco y Chilpancingo, Adela Román Ocampo y Antonio Gaspar Beltrán, así como el gobernador Héctor Astudillo Flores, y mandos castrenses y de seguridad.

En el encuentro se acordó el reforzamiento de la seguridad y protección de los pobladores de la comunidad de Xaltianguis, ubicada a 50 kilómetros de Acapulco, con la instalación de tres filtros de revisión, recorridos con vehículos blindados y sobrevuelos con helicópteros artillados, los cuales iniciaron desde el mismo miércoles por la tarde.

En tanto, la Fiscalía General del Estado tendrá presencia en el lugar con un Ministerio Público para el levantamiento inmediato de carpetas de investigación, para deslindar responsabilidades y actuar contra los probables responsables de la balacera del martes.

La Mesa de Coordinación expresó que “los grupos de civiles armados no están autorizados para hacer uso de la fuerza, portar armas de uso exclusivo del Ejército, agredir a otros civiles, así como bloquear las vías de comunicación”.

Mandos de instituciones de seguridad federales, estatales y municipales, reiteraron que en caso omiso de lo señalado anteriormente, “los civiles armados tendrán que responder a una conducta tipificada como delito federal”.

Últimas noticias