Latinoamérica, en "estado de confusión": Kicillof

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los gobiernos progresistas en latinoamérica, dijo, han tenido efectos positivos en las economías de sus países, pero la ola neoliberal difunde la versión de que han fracasado o de que si un gobierno de izquierda llega al poder traerá consecuencias económicas desastrosas, sostuvo este martes el economista Axel Kicillof, ex ministro de Economía y Finanzas Públicas de la República Argentina durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Como parte de una visita a México, el investigador estuvo en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde sostuvo que en la región “estamos en un estado de confusión. Tenemos que avanzar en este problema político económico: la nueva ola conservadora busca arrasar movimientos y con falsas noticias se sigue involucran situaciones que no existen con cierta intencionalidad”.

Invitado por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (O, Kicillof dijo que un ejemplo claro de ello fue la campaña electoral mexicana del año pasado, en la que el conservadurismo señaló que si Andrés Manuel López Obrador era elegido presidente, se perdería la estabilidad económica.

Luego de ser presentado por el investigador de la UNAM John Ackerman, el político señaló que gobiernos como el de Fernández de Kirchner en Argentina, o el de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, consiguieron resultados en el terreno de crecimiento, distribución del ingreso, creación de empleos e industrialización a través de las políticas públicas que implementaron.

Señaló que esas políticas tenían como objetivo la disminución de la pobreza y la baja en el desempleo, recuperación al salario mínimo, disminución a la deuda pública y una mejora de la distribución con fortalecimiento de las instituciones.

Estas políticas son señalados por algunos como “populistas”, dijo, pero sostuvo que llevaron a una mejora de las situación económica de los países gobernados por gobiernos de izquierda. “No fue magia, sino más bien políticas económicas las que lograron la inversión pública, el desendeudamiento, impulso a la educación, la ciencia y la tecnología”.

Sin embargo, dijo, cuando la situación económica de una las clases medias mejoró, una parte de estas “se identificó más con el 2 por ciento más privilegiado de la población que con todo el resto”, y por las campañas de desconfianza impulsadas por la derecha, los votantes optaron por gobiernos neoliberales nuevamente.

Sostuvo que el neoliberalismo sí es un paquete político y económico de medidas anacrónico y anticuado que conduce al fracaso. Señaló que esto se está viendo en la actual ola conservadora, y que esto abre la oportunidad de un regreso de los gobiernos populares a América Latina.

Últimas noticias