Ley Helms-Burton asfixiará la economía cubana: Comce

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La aplicación del tercer capítulo de la Ley Helms-Burton a partir del próximo 2 de mayo "es una desgracia y no son buenas noticias para ningún empresario porque viene a asfixiar más la economía de Cuba”, aseveró Jaime Torres Escuen, quien ha estado a cargo del comité México Cuba del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

Con ese capítulo se refuerza el bloqueo comercial de Estados Unidos contra Cuba y había quedado suspendido desde 1996 cuando fue aprobada dicha legislación. Desde la noche del miércoles 17 de abril, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) aseveró que “que protegerá a las empresas mexicanas que hacen o tienen interés en hacer negocios con Cuba y pudieran ser afectadas”.

Estadísticas del Banco de México (BM) indican que el comercio que México mantiene con Cuba actualmente es menor al que registra con cada uno de los 6 de 7 países de Centroamérica (Guatemala, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Honduras y Nicaragua, la excepción es Belice) así como con los otros dos países más grandes de Las Antillas o El Caribe (Puerto Rico y República Dominicana).

A “botepronto” y a reserva de emitir posteriormente una posición oficial de los empresarios del Comce con datos actualizados sobre cuántas compañías mexicanas tienen negocios e invierten en Cuba, la mayoría pequeñas y medianas, Torres Escuen declaró a La Jornada: “En primer lugar estamos en contra de que Estados Unidos reactive el capítulo tercero de la Helms- Burton porque es arbitrario e ilegal y estamos en contra de la extraterritorialidad”, referida a las sanciones que el gobierno del presidente Donald Trump pretende imponer a particulares o empresas que hagan negocios con la isla así como las demandas que permitirá sean presentadas en cortes estadunidenses para reclamar propiedades expropiadas durante la Revolución Cubana.

“En segundo lugar, por supuesto que estamos en contra del bloqueo y en tercer lugar, estamos de acuerdo y respaldamos la posición fijada por el gobierno de México, casi en los mismos términos qe los planteados por la Unión Europa y Canadá. Por supuesto que las empresas que hacen negocios con Cuba vamos a tener problemas pero también es una magnifica oportunidad de hacer cosas, más aún cuando el gobierno (del presidente de Andrés Manuel López Obrador) está volteando a América del Sur, El Caribe y Centroamérica y no sólo a Norteamérica”, puntualizó Torres Escuen.

México le vende a Cuba 95 de cada 100 dólares del comercio bilateral

El comercio México – Cuba ascendió en 2018 a sólo 443 millones 296 mil dólares, de las cuales 95 por ciento correspondió a exportaciones mexicanas que van desde leche en polvo, mantequilla, pañales, grasas vegetales, fertilizantes y herbicidas , café robusta, agua mineral y gaseada, jabones y champús y diversos químicos. El monto representa casi la quinta parte respecto a los 2 mil 489 millones de dólares del comercio de México con Guatemala.

El intercambio comercial México – Cuba se ha duplicado en los últimos 25 años ya que sumó 181 millones 175 mil dólares en 1993, antes de que México emprendiera su carrera hacia el libre comercio con la firma de varios tratados.

Si bien México siempre ha registrado un superávit comercial con Cuba, ésta ha registrado mejores resultados en otros años: en 1993 los productos que vende a México (sobre todo puros, insumos y reactivos de laboratorio, cerveza de malta, cacatúas, loros y guacamayas) fueron por tan sólo 7 millones de dólares y para 1997 , un año después de la entrada en vigor de los primeros capítulos de la Helms Burton, sumaron 34.2 millones de dólares. El máximo de las importaciones cubanas hechas por México se alcanzó en 2008 con 53.3 millones, pero en 2017 se desplomó para sumar tan sólo 8 millones, el mismo nivel que 25 años antes y el año pasado se ubicaron en 20.8 millones.

Últimas noticias