Inédito: Cardenal Retes realiza "lavatorio de pies" a presos

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En un hecho inédito, en la Catedral Metropolitana, el cardenal Carlos Aguiar Retes realizó el rito de lavatorio de pies con 12 presos del Centro de Ejecución de Sanciones Penales Varonil Norte (CESPVN).

Las personas privadas de su libertad que participaron se encuentran purgando sentencias por delitos menores y están próximas a quedar en libertad. Fueron elegidos por las autoridades penitenciarias de la capital del país “en virtud de su buen comportamiento”, además de que colaboran con la comisión de pastoral de la Arquidiócesis de México.

Previo a su participación en la misa de la Cena del Señor, en este Jueves Santo, los reclusos recibieron acompañamiento espiritual por parte de la Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis, de modo que se prepararon con el sacramento de la confesión y participaron en la eucaristía.

El rito del “Lavatorio de pies” es realizado como un signo de humildad, amor y servicio, “como lo hizo Jesús a sus apóstoles en la Última Cena, antes de ser aprehendido y condenado a muerte”.

Esta es una tradición que el papa Francisco ha seguido por cinco años, en su caso, acude en este día a alguna prisión para celebrar misa.

Antes de la celebración litúrgica, el cardenal Aguiar Retes compartió unos momentos con los presos, quienes llegaron una hora antes, y también saludó a las autoridades penitenciarias y agradeció haber hecho posible la participación de estas personas privadas de su libertad en la celebración.

Los 12 presos llegaron enfundados con camisa y pantalón beige y sandalias. Al momento del lavado de pies lucían nerviosos y algunos sonreían y respiraban profundo mientras el cardenal limpiaba sus pies. El purpurado después de realizar el acto les entregó un presente y algunos aprovecharon para besarle la mano.

Uno de los presos se puso muy nervioso y después se supo que fue porque vio entre los asistentes a un familiar por lo que le permitieron acercarse un momento.

En entrevistas que personal del CESPVN realizó a los presos, éstos resaltaron sentirse afortunados por ser parte de esta conmemoración. Uno de ellos dijo: “esto me sirve para demostrarle a la gente que es mala, que sí se puede cambiar si uno se lo propone”.

Durante su homilía, el cardenal Aguiar Retes destacó la importancia de servir a todos “aun a aquellos que han fallado en algo, que han delinquido, porque también nosotros, ciertamente en alguna ocasión, hemos pecado”. E invitó a los fieles a reflexionar en qué es lo que tienen que hacer para servir a los demás.

Agregó que “estamos creados por Dios para ser hermanos, para fraternalmente ayudarnos a salir de las situaciones adversas, de los problemas y conflictos, para superar la violencia, para alcanzar la paz “.

Asistieron a la ceremonia Hazael Ruiz Ortega, Subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, en representación de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y Francisco Garduño, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social del Fuero Federal.

Últimas noticias