Arrestan a Assange en Londres; lo reclama EU

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Quito. El fundador de Wikileaks, Julian Assange, fue detenido el jueves en la embajada ecuatoriana en Londres después de que el gobierno de Quito le retiró el asilo diplomático que le otorgó en 2012.

La decisión ocurrió tras una petición cursada por las autoridades de Estados Unidos, precisó la policía británica.

Assange "ha sido detenido (...) en nombre de las autoridades estadunidenses", afirmó Scotland Yard en un comunicado. Pesa sobre él "una orden de extradición bajo la Sección 73 de la Ley de Extradición".

Londres, Reino Unido, 11 de abril de 2019. El fundador de WikiLeaks fue arrestado la mañana de este jueves luego de que la embajada de Ecuador en Londres le retiró el asilo diplomático. Más tarde, fue declarado culpable de violar en 2012 los términos de su libertad condicional luego de una orden de extradición a Suecia por acusaciones de violación.

 

El fundador de Wikileaks compareció ante un tribunal de Londres, horas después de ser detenido. Fue acusado de violar su libertad condicional.

Assange, que vestía camisa y chaqueta oscuras, hizo un gesto a la prensa con el pulgar hacia arriba cuando entró en la sala del tribunal, llevando el libro La historia del Estado de Seguridad Nacional del estadunidense Gore Vidal.

Estados Unidos anunció cargos contra Assange, a quien acusa de "piratería informática" por ayudar a Chelsea Manning de irrumpir en computadoras clasificadas.

El asilo diplomático le fue revocado por violar "reiteradamente las normas" que regían su permanencia en esa sede, dijo el presidente Lenín Moreno.

Infografía Graphic News

"La conducta irrespetuosa y agresiva del señor Julian Assange, las declaraciones descorteses y amenazantes de su organización aliada en contra del Ecuador, han llevado la situación a un punto en el que el asilo (...) es insostenible e inviable", sostuvo Moreno en un video difundido a través de redes sociales.

En ese sentido, señaló que su gobierno "soberanamente" dio por terminada la protección que le ofrecía en su embajada, donde el australiano de 47 años permaneció casi siete años.

Este mismo jueves Assange fue trasladado "a una comisaría del centro de Londres donde permanecerá hasta que comparezca ante un juez cuanto antes", dijo Scotland Yard.

Assange se había refugiado en esa legación a mediados de 2012, pidiendo protección. Tras dos meses de encierro, el entonces presidente Rafael Correa (2007-2017) le concedió asilo diplomático en agosto de ese año.

En la época, Assange enfrentaba una orden de prisión europea. Suecia lo reclamaba por acusaciones - que no han prosperado - por presuntos delitos sexuales.

Sin embargo, Londres rehusó entregarle un salvoconducto y la justicia británica había pedido su captura por violar las condiciones de libertad condicional en la causa abierta en Suecia, que luego fue archivada.

El experto informático sostuvo siempre que todo se trataba de un plan de Estados Unidos para someterlo a su jurisdicción y hacerle pagar con la pena de muerte la filtración de miles de secretos oficiales a través de su portal Wikileaks.

Al respecto, el presidente de Ecuador aseguró haber recibido la garantía de Reino Unido de que "Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte".

"El gobierno británico lo ha confirmado por escrito en cumplimiento de sus propias normas", sostuvo.

"Ecuador cumplió con sus obligaciones en el marco del derecho internacional. El señor Assange violó reiteradamente disposiciones expresas de las convenciones sobre asilo diplomático", justificó el mandatario ecuatoriano.

Según Moreno, el fundador de Wikileaks infringió "particularmente la norma de no intervenir en asuntos internos de otros Estados".

Además, "instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos, bloqueó las cámaras de seguridad de la misión del Ecuador en Londres, ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática, ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra embajada", subrayó Moreno.

En 2017 Quito le concedió la nacionalidad ecuatoriana a Assange y llegó a nombrarlo consejero en la embajada en Moscú para que pudiera salir del Reino Unido amparado en la inmunidad diplomática. Londres nunca reconoció esa designación, por lo que Quito anuló el nombramiento.

 El Gobierno de Ecuador resolvió retirar la ciudadanía a Assange, tras constatar irregularidades en el proceso de naturalización del activista australiano, dijo este jueves el canciller del país sudamericano, José Valencia. 

"Hemos realizado un análisis del proceso de naturalización de Julian Assange; encontramos (…) innumerables irregularidades en la concesión de nacionalidad, por lo que se decidió formalmente dejar sin efecto lo que fue un acto administrativo lesivo", expresó el ministro de Exteriores ecuatoriano sobre el otorgamiento de la ciudadanía al fundador de Wikileaks​​​. 

Últimas noticias