Expertos de Perú utilizarán microalgas para reducir la contaminación de lagos

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Lima. Unas pequeñas algas verdes pueden ayudar a purificar las aguas de los lagos de Perú, contaminados con residuos minerales.

Un equipo de nueve biólogos peruanos desarrolla un experimento consistente en la recolección de microalgas, que luego son fortalecidas con nutrientes y oxígeno en un laboratorio de Lima, para después ser llevadas de vuelta a lagos y ríos contaminados por la minería para purificar sus aguas.

Estas microalgas recibieron por casi dos años nutrientes para fortalecerlas con el propósito de que absorban los contaminantes minerales, explicó el biólogo Enoc Jara Peña, jefe del equipo de investigación de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la más antigua de América.

Los nutrientes son nitrógeno, fósforo y potasio, que además ayudan a las microalgas a reproducirse más rápido.

Los trabajos están centrados por ahora en la reproducción masiva de las fortificadas microalgas, precisó Jara, quien desde hace una década investiga el uso de hongos, plantas o enzimas para restaurar suelos y aguas.

El científico explicó que estas microalgas pasaron su prueba de fuego al vencer en dura lucha a microorganismos que contaminaban el lago Junín y que los biólogos habían llevado al laboratorio limeño para la investigación.

El lago Junín o Chinchaycocha está situado a unos 200 kilómetros al noreste de Lima, a 4 mil metros de altitud, y es el segundo más grande de Perú después del Titicaca, compartido con Bolivia.

De 530 kilómetros cuadrados, es el lago más contaminado en el país por residuos de minerales.

Procedimiento

Luego de ser reproducidas y fortalecidas las algas en Lima en recipientes con aguas contaminadas del Junín, se realizará una segunda etapa cerca del lago.

Los científicos montarán un laboratorio para conseguir toneladas de microalgas, que luego serán vertidas al lago. Después se realizarán el seguimiento y evaluaciones para ver los avances en el proceso de descontaminación.

Lo mismo harán en el río San Juan, afluente del lago, cuyas aguas han cambiado de color a raíz de la contaminación.

Ya han tenido buenos resultados en laboratorio de la descontaminación de aguas del lago. Las microalgas absorbieron los metales, destaca Jara.

La minería es el motor de la economía peruana, pero ha tenido impactos ambientales adversos en el entorno del lago Junín.

Los dos principales símbolos del lago, el ave zambullidor de Junín (Podiceps taczanowskii) y la rana gigante (Batrachophrynus macrostomusse), están en peligro de extinción por la contaminación.

Las amenazas (a estas ranas) van desde la contaminación minera, aguas servidas y caza para consumo, señaló el ecologista Luis Castillo, de la ONG Grupo Rana.

Alan Chamorro, de la ONG Ecoan, dijo que se considera al zambullidor de Junín especie crítica.

Se han contabilizado unas 350 aves, tras un trabajo arduo de especialistas y la ONG para recuperarlas, pero en 2000 sólo habían unas 50, indicó.

Para colocar nuevamente las algas en el lago Junín, el equipo de biólogos necesita financiamiento.

Si contáramos con el apoyo del gobierno, de las regiones o de las empresas mineras de la región de Pasco que arrojan sus desechos a los ríos y que sus aguas van a dar al lago, se podría descontaminar en unos 10 años, expuso Jara.

El equipo ha ganado fondos para investigación en concursos. Ese dinero lo usamos para adquirir equipos y financiar expediciones, sostuvo el experto.

Además, el grupo recibe un aporte de 21 mil dólares anuales de la universidad. Nos sirve para seguir avanzando, pero nos faltan más recursos, destacó.

El equipo científico hasta ahora sólo ha trabajado en la parte andina, pero ha identificado plantas que pueden combatir los suelos deteriorados por la mineríaen la región amazónica de Madre de Dios, centro de la minería ilegal en Perú, puntualizó Jara.

El mismo método también podría servir para limpiar las aguas del Titicaca, el lago navegable más alto del mundo (3 mil 800 metros sobre el nive del mar), que recibe desechos mineros y aguas servidas de Perú y Bolivia.

Lo primero es realizar una investigación para determinar los tipos de plantas y de algas que se pueden utilizar para descontaminar el lago Titicaca, concluyó el biólogo.

Últimas noticias