Reacción positiva de mercados hacia gobierno de AMLO: BMV

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En poco más de los 100 días de la administración de Andrés Manuel López Obrador la reacción que habido en los mercados ha sido buena, aseguró José Oriol Bosch Par, director general de la Bolsa Mexicana de Valores.

Entrevistado en el contexto de el Foro: “El rol del sector privado frente a la agenda 2030. Horizontes y Retos para el Sexenio”, Oriol Bosch Par refirió que el tipo de cambio, por ejemplo, el 1 de diciembre se encontraba en 20.30 y ahora estamos en 19.30 pesos por dólar. Es decir ha habido una buena apreciación del peso.

En lo que se refiere a las tasas de interés en la parte de deuda soberana de largo plazo ha caído un punto porcentual de niveles en los Bonos M a 10 años de plazo de 9 a 8 por ciento, lo que también ha sido muy buena noticia.

Por su parte, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores está muy similar en niveles de 42 mil puntos y eso podría ser una noticia neutral ni buena ni mala.

A diferencia del año pasado las bolsas en todo el mundo se cayeron. La Bolsa Mexicana de Valores se cayó más de 15 por ciento, siguiendo la tendencia global de las bolsas fue malo pero no tan malo. 

El problema ahora es que la bolsa no ha tenido crecimiento y el resto de las bolsas en el mismo periodo de 100 días traen alzas de entre 10 y 12 por ciento en todo el mundo. 

“Entonces México está teniendo en la parte bursátil un rezago. En lo que es financiamiento también está muy lento.

Las empresas están detenidas y están frenando sus planes y proyectos de inversión de crecimiento y eso lo estamos viendo en el monto financiado a través de Bolsa que el año pasado fue de 100 mil millones de pesos y al día de hoy se están financiando 65 mil millones de pesos, una cantidad menor en 35 por ciento”.

Entonces, agregó, lo que hemos visto es que hay datos muy positivos y otros en los que estamos viendo un desfase a un rezago como es en el Índice de Precios y Cotizaciones, y en el monto financiado.

Por otro lado, “hemos tenido noticias muy buenas como por ejemplo el decreto que se expidió en los primeros días de enero para apoyar al mercado bursátil y financiero Incluyendo el incentivo fiscal para atraer más empresas a la Bolsa.

Esa fue una excelente noticia aunque los resultados no van a ser inmediatos pero creo que eso es un muy buen mensaje para el mercado bursátil”.

En contraste, hemos tenido a las calificadoras de valores, que dos de las tres, más importantes cambiaron la perspectiva y es en algo en lo que hay que tener cuidado para evitar una nueva baja en la calificación, advirtió.

“La preocupación principal ahora es el crecimiento económico aunque en en el primer año de gobierno siempre es más bajo pero ahora estamos viendo que está presentándose un nivel menor y los analistas están ajustando a la baja las previsiones del dinamismo económico y esa es la parte que hay que vigilar y ojalá veamos que el crecimiento económico empiece a recuperarse”.

Esperemos, dijo, que se empiece a echar andar todo para que se vuelvan a reactivar todos los planes de crecimiento y de expansión de las empresas porque esto va a ayudar al empleo y al consumo.

Sobre la cautela de los inversionistas José Oriol opinó que es natural en un primer año de una nueva administración gubernamental en donde ahora el cambio que hubo en el régimen ha sido más significativo que en otros cambios, se mantenga la prudencia.

Consideró que el mercado bursátil tiene los productos adecuados para capitalizar a Pemex y la Bolsa lo que hace es facilitar que haya ese financiamiento porque se tienen todos los productos necesarios y cada empresa debe de decidir si a nivel de deuda o de capital les funciona una fibra “E” o cualquier otro de los vehículos que sirven para financiarse.

 

Últimas noticias