Denuncia juez en el Congreso argentino red de corrupción

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. En una histórica sesión ante una Comisión Bicameral de Diputados por la Libertad de Expresión, el juez de Dolores -Provincia de Buenos Aires-, Alejo Ramos Padilla, dio detalles sobre una red de espionaje político y judicial ilegal de grandes magnitudes,“vinculadas con la actividad de los poderes judiciales, los ministerios públicos (nacionales y provinciales), las fuerzas de seguridad (nacionales y provinciales), los poderes políticos y los medios de prensa, y que puede afectar las relaciones con Estados Unidos, Venezuela, Israel y Uruguay, porque tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de estos países”, plantando pistas y datos falsos.

Ramos Padilla fue citado por el vicepresidente de la comisión, el diputado Leopoldo Moreau, y como dato asombroso no concurrió la representación de la oficialista alianza Cambiemos y del peronismo federal (de derecha), a pesar de ser una cuestión que afecta al Estado nacional, a fiscales, jueces, periodistas y otros, que conforman un aparato de blindaje a favor del actual gobierno de Mauricio Macri.

Tampoco estuvieron la mayoría de los medios de comunicación como Clarín, La Nación y otros que están aliados al gobierno de Macri y silencian todo lo que puede “molestar” a éste.

El juez destacó la escasa colaboración que tienen para esta investigación, que está haciendo todo en soledad y que le hayan negado llevar al detenido en esta causa a indagatoria, “porque no tenían combustible” los del Servicio Penitenciario. De la misma manera no hubo respuestas de la procuraduría y se intentó arrancarle la causa, por lo cual está denunciado el juez Julián Ercolini, del llamado "aparato judicial" del oficialismo.

Explicó con pruebas en manos, todo lo referente a lo investigado hasta ahora en la causa que comenzó por la denuncia de un empresario, Pedro Etchebest, que en febrero pasado se presentó en el juzgado ante un intento de extorsión por parte del falso abogado Marcelo D´Alessio, agente “inorgánico” u “orgánico,” aún no puede establecerse, que le pedía 300 mil dólares en nombre del fiscal Carlos Stornelli, para no aparecer en la famosa y polémica causa de las fotocopias de cuadernos, presúntamenmte escritos y luego quemados por el ex chofer de un ministerio durante el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El empresario en cuestión decidió cargar una cámara oculta para grabar a D´Alessio, quien le presentó al fiscal Stornelli, que aparece involucrado en el pedido de hacer seguimientos y escuchas ilegales entre otros métodos, que violan en todos los casos las normas jurídicas.

Pero no sólo es este fiscal que deberá responder por más de seis delitos en esta causa, entre ellos por extorsión e integrar una red de espionaje ilegal junto a D'Alessio, sino que hay otras figuras del poder judicial y medios de comunicación que se han prestado para publicar notas que derivan en el armado de causas que pueden afectar a personas inocentes. Pero también algunos diputados del oficialismo como Elisa Carrió y Paula Olivetto y un tema de duplicación de documentos de personas a pedido de esta organización delictiva que comprometen a un sector de esa misma cámara.

Grave es asimismo el involucramiento de Estados Unidos, ya que aparecen varios informes con membrete de la embajada y algunos en inglés, como también del Ministerio de Defensa de Israel. Ramos Padilla dijo haber pedido a la embajada que le informara si D’ Alessio era un hombre de la DEA estadunidense, ya que tenía incluso una identificación como tal, pero no le han contestado.

Según las comunicaciones que figuran en el expediente el trabajo de inteligencia realizado sobre un ex directivo de la petrolera venezolana PDVSA estaba conectado con la intención del gobierno estadunidense de congelar los activos de esta empesa en el exterior.

"Tengo que llevarlo (al informe) por valija diplomática, a (Estados Unidos) a vos te puede servir para el ámbito local", fue uno de los mensajes de D'Alessio al fiscal Stornelli que figuran en la investigación.

En relación a Uruguay mencionó que esta organización haya espiado a una supuesta comisión comercial “clandestina” de Irán en ese país. Esto figura entre los informes encontrados lo que llevó también al seguimiento de políticos del oficialista Frente Amplio Uruguayo.

En el mismo aspecto, es clave lo realizado contra PDVSA, para lo cual fue espiado en Argentina el ex directivo Gonzalo Brussa Dovat, de nacionalidad uruguaya, como también su familia. Figuran cantidad de informes sobre familias de políticos y otros para ser usados en las extorsiones de todo tipo.

Entre otros temas recordó el juez que está demostrado que Stornelli había pedido además a D’Alessio colocar una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira, defensor del empresario Oscar Thomas, que no se presentó en el caso de los cuadernos.

Asimismo, leyó las conclusiones entregadas en este caso por la Comisión Provincial por la Memoria de La Plata que le entregó ayer el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel elaborada a partir de la documentación secuestrada donde se sostiene “que se desprende también el elevado grado de confianza entre el fiscal Stornelli y el (falso) abogado", y especialmente en cuanto a los encargos “para realizar tareas de seguimiento contra otros letrados”.

En otro fragmento del informe de la comisión se indica que “el propio D'Alessio refiere mantener vínculos con el Ministerio de Seguridad, en particular, con la ministra Patricia Bullrich” estableciendo que este vínculo significaría contraprestaciones económicas y la recepción de indicaciones por parte de esta.

De estos documentos surge asimismo que D’Alessio enviaba informes a Maine, Estados Unidos, donde recordó una diputada hay una escuela de agentes de inteligencia que tienen relaciones directas con la Agencia de Seguridad Nacional de ese país, la DEA y otros servicios.

“Encontramos documentos, legajos de inteligencia, cuadernos con anotaciones de datos sensibles acerca de los hijos, esposas, de los allegados que eran objetivos, elementos de espionaje tales como cámaras ocultas entre llaveros, drones, un arma que llamo la atención de todos”, detalló el juez, quien describió también que fue D’Alessio quien dijo que “llevaba adelante investigaciones sobre terrorismo, narcotráfico y que investigaba para un fiscal”, comentó.

Es sin duda el mayor escándalo de la historia jurídica y por esa razón los diputados pedirán garantías para el juez que estuvo ante la comisión casi cuatro horas, después de haber tenido que levantar el sumario , por el pedido de Ercolini para que la pesara la causa.

Últimas noticias