Amplian a Mexicali programa de EU de regreso de migrantes

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Mexicali, BC. En las próximas horas Mexicali se convertirá en la segunda ciudad fronteriza de México por la que el gobierno de Estados Unidos devolverá a peticionarios de asilo político, y allí podrán permanecer hasta que un juez federal estadunidense determine su status migratorio en su territorio.

Sin precisar fecha de inicio, aunque solo se refirió que en “esta semana”, el Departamento de Seguridad Interior del gobierno de Estados Unidos anunció su decisión de extender este programa a la garita fronteriza que comunica a las ciudades de Calexico, California, y Mexicali, capital de Baja California.

En esta ciudad fronteriza permanecen cerca de mil migrantes centroamericanos que integran la tercera caravana y que optaron por iniciar sus trámites para solicitar asilo a la administración por la garita de Calexico.

Los migrantes se encuentran en tres albergues que administran organizaciones de la sociedad civil, ante la ausencia de espacios para estos fines de los tres órdenes de gobierno.

Desde el 29 de enero pasado, cuando de manera unilateral Estados Unidos implementó el programa de Protocolos de Protección a Migrantes (PPM), con base en la sección 235 de su Ley de Migración y Nacionalidad, han regresado por la garita de El Chaparral, ubicada en Tijuana, 240 personas que integraron las caravanas centroamericanas, entre ellos a 54 niños, niñas y adolescentes.

De esta cifra, 121 son hondureños, 78 salvadoreños y 41 guatemaltecos que esperan la resolución judicial en territorio mexicano. En la instrumentación de estas medidas se determinó que el retorno sería exclusivamente por el puerto fronterizo de San Ysidro, California, limítrofe con Tijuana.

En un comunicado, el gobierno de México se limitó a señalar que “no coincide con la medida unilateral implementada por las autoridades de Estados Unidos”, además de refrendar su determinación para proteger a los migrantes y promover “el desarrollo económico y social que mitigue las causas estructurales de los flujos migratorios”.

Como en el caso de Tijuana, la medida estadunidense conducirá a que, a partir de esta semana, sean devueltos a Mexicali solicitantes de asilo no mexicanos que ingresaron desde México a Estados Unidos, a fin de que aguarden en nuestro país el desarrollo de su trámite ante una Corte estadunidense.

“Por razones humanitarias” la Secretaría de Gobernación se comprometió a “adoptar medidas que permitan a las personas retornadas a territorio mexicano una estancia segura, en tanto conocen la decisión final sobre su solicitud de asilo” y a contactar al gobierno de Mexicali para analizar soluciones a esta situación.

Otro compromiso es, en conjunto con la Secretaría de Relaciones Exteriores, mantener contacto con las autoridades de migración estadunidenses para recibir información sobre las personas retornadas a México.

Un número significativo de los migrantes retornados cuenta con algún tipo de documento migratorio otorgado por el gobierno mexicano que les permite permanecer en nuestro país.

Últimas noticias