Crean frente de sindicatos de universidades en paro

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los sindicatos de trabajadores académicos y administrativos de cuatro universidades e instituciones de educación superior que actualmente se encuentran en huelga se agruparon en un frente contra el tope salarial de 3.35 por ciento fijado por las autoridades e impulsar una agenda nacional que incluya los temas laboral, educativo, transparencia y autonomía.

El frente, conformado por los sindicatos Independiente de la Universidad Autónoma Metropolitana (Situam), de los trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Autónoma de Chapingo, del Colegio de Posgraduados y de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro recibió el apoyo de la Nueva Central de Trabajadores (NCT), cuyo coordinador general es Martín Esparza Flores, dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

En conferencia conjunta los dirigentes de los respectivos sindicatos y el líder del SME anunciaron la realización de una marcha el próximo viernes, la cual concluirá en el Zócalo capitalino, en donde solicitarán audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le entregarían un documento que aborde no sólo el tema de sus respectivas huelgas y condiciones actuales de trabajo, sino también su postura respecto a la agenda nacional que pretenden impulsar.

“No es posible sostener un modelo de marginación en materia de remuneraciones, pues éste es el origen de las huelgas estalladas. No se trata de un problema coyuntural o circunscrito a las instituciones hoy en paro, las distintas administraciones universitarias y el gobierno federal así lo deben comprender”, señala el comunicado dado a conocer por los sindicatos de las universidades en huelga.

Además, se subraya el deterioro salarial y precarización de las condiciones de trabajo durante las últimas tres décadas del neoliberalismo, por lo que hoy se busca revertir esta situación.

Incluso el documento advierte que el trato diferenciado en el tema salarial iniciado por la presente administración, donde se aumenta el salario mínimo general, pero se castigan las percepciones contractuales, en los hechos, significa la continuidad de un modelo que mantiene a la baja los ingresos de los trabajadores universitarios.

En sus respectivas intervenciones, Jorge Dorantes, dirigente del Situam; Armado López Ríos y Benito Flores Moreno, de los académicos y administrativos, respectivamente, de la Universidad de Chapingo, y Enrique González García, del Colegio de Postgraduados, explicaron las condiciones actuales de sus paros -iniciados entre el uno y 25 de febrero pasado- y de las infructuosas negociaciones con las autoridades, quienes por igual ofrecen un aumento salarial de 3.35 por ciento.

Jorge Dorantes explicó que algunos de los temas que pretenden impulsar estos sindicatos son el laboral, educativo, transparencia, autonomía y mayores recursos a las instituciones de educación superior, todos relacionados con el quehacer universitario.

Martín Esparza, coordinador general de la NCT, informó que una veintena de sindicatos y organizaciones vinculadas a dicha central se encuentran en proceso de negociación salarial y contractual, a quienes se les ha expresado su solidaridad y apoyo para mejorar las condiciones laborales.

Últimas noticias