EU y demanda interna pegan al crecimiento en México: OCDE

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El crecimiento de la economía nacional será este año menor al previsto hace unos meses. Parte de esa desaceleración tiene que ver con una dinámica más lenta de la demanda interna. Pero también es resultado de una pérdida de fuerza de la expansión global, "que ocurre a un ritmo mayor al esperado", incluido Estados Unidos, el principal destino de las exportaciones mexicanas, advirtió este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La OCDE espera que en 2019, el primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el crecimiento de la economía sea de 2 por ciento, medio punto porcentual menos de lo previsto hace cinco meses. En 2020 el avance será de 2.25 por ciento, también medio punto abajo de su anterior actualización de previsiones económicas, realizado en noviembre.

El pronóstico de crecimiento para México, actualizado este miércoles, considera una menor dinámica del mercado interno, pero también una desaceleración de la economía mundial, incluido Estados Unidos.

La OCDE sostuvo que el fuerte flujo de remesas -33 mil 481 millones de dólares en 2018, una cifra récord-, un aumento en el salario mínimo y los planes del nuevo gobierno para reactivar la inversión en infraestructura y la producción de energía "deberían elevar la demanda interna".

En el caso de México, el mercado interno aporta dos terceras partes del valor del producto interno bruto (PIB), de acuerdo con cifras oficiales.

Junto con el impulso al mercado interno relacionado con las políticas impulsadas por el nuevo gobierno, la OCDE espera que en los siguientes meses ocurra una baja en las tasas de interés -algo que, de concretarse- constituye también un apoyo a la economía interna, por el abaratamiento del crédito para el consumo y la inversión.

"Más caídas en la inflación ofrecerían un margen para la flexibilización de la política monetaria" por parte del Banco de México.

Desde finales de 2015, cuando se ubicaba en 3 por ciento anual, el banco central comenzó a elevar la tasa de interés de referencia, actualmente en 8.25 por ciento, como una forma contener presiones inflacionarias.

La OCDE prevé que la economía mundial crezca este año 3.3 por ciento, dos décimas de punto menos de lo pronosticado en noviembre pasado. Para 2020 anticipa 3.4 por ciento, una décima de punto menos que su cálculo previo.

En el caso de Estados Unidos, prevé crecimientos de 2.6 y 2.2 por ciento en 2019 y 2020, respectivamente, en ambos casos una décima de punto menos que el pronóstico publicado en noviembre.

Últimas noticias