Se perfila entrega discrecional de notarías en Jalisco

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Miércoles 27 de febrero de 2019. Guadalajara, Jal. El manejo político en la entrega de notarías en Jalisco a gente relacionada con el poder público migró entre 2018 y 2019 del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Movimiento Ciudadano (MC), como lo hizo la administración estatal.

El año pasado, tras la entrega de 16 fíats notariales a hijos de funcionarios y políticos –que desató cuestionamientos entre aspirantes rechazados y organismos empresariales–, el entonces gobernador priísta Aristóteles Sandoval decidió en septiembre anterior dejar a la nueva administración electa, encabezada por Enrique Alfaro, de MC, la asignación de 28 permisos.

Sandoval también sacó las manos de la renovación de la presidencia del Colegio de Notarios de Jalisco, y dejó el camino libre para que se eligiera a Fernando Gallo Pérez, cuñado del actual secretario de Gobierno estatal, Enrique Ibarra Pedroza.

Adrián Talamantes Lobato, quien dejó de estar al frente del Colegio de Notarios, se incorporó al gabinete de Alfaro como titular de un área creada para él, la consejería jurídica, en la cual cobró 340 mil pesos entre el 7 de diciembre y el 7 de febrero, según la nómina pública estatal.

El pasado 22 de febrero se realizó un examen para ocupar 28 notarías vacantes en el estado, y este miércoles se cumplen los tres días hábiles que el jurado tiene para evaluar y dar a conocer a los ganadores. Acudieron 56 de los 66 inscritos, entre ellos Samuel López Kim, de 27 años de edad y sobrino de Roberto López Lara, quien fue secretario de Gobierno de Jalisco en la pasada administración.

Otros aspirantes son el panista Raúl Octavio Espinoza Martínez, secretario de Gobierno en la administración del hoy ex mandatario estatal panista Alberto Cárdenas Jiménez (2009-2012), y Sergio Beas Casarrubias, director de catastro en Zapopan e hijo del titular de la notaría pública 112, Sergio Manuel Beas Pérez.

También fueron examinados Verónica Leal Campos, hermana del notario y ex subsecretario de enlace legislativo José Luis Leal Campos, y Eduardo Covarrubias Dueñas, hermano de José de Jesús, magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

Asimismo, participaron familiares de fedatarios como Alicia Alejandra Hidalgo y Costilla Ramos, Luis Alberto Guevara Ramos, José de Jesús Ramos Uriarte, Lorenzo Bailón Fonseca, Rafael Ramos Menchaca, Salvador Israel Oropeza Rojas y Aldo Alonso Mercado Ruiz.

Aunque se espera conocer a los ganadores de fíats este jueves, otros aspirantes interpusieron cuatro juicios de amparo por vicios en la evaluación de los contendientes y otras irregularidades resultado de la participación de funcionarios en la selección.

El escándalo

La entrega de notarías a gente ligada al poder público hizo crisis en julio de 2018, cuando Aristóteles Sandoval otorgó 16 fíats. Entre los beneficiarios destacaron Fernando Antonio Guzmán Pérez Peláez, ex titular de la Secretaría de Gobierno en la administración del panista Emilio González Márquez (2007-2013); Ángel Zamora Estrada, hijo de Arturo Zamora Jiménez, el primer secretario de Gobierno en la administración de Sandoval y actual secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Eugenio Rodrigo Ruiz Uribe, hijo del ex senador priísta Eugenio Ruiz Orozco, recibió la notaría 17. La 31 de Guadalajara se entregó a Luis Gerardo Sandoval Fernández, ex director de Mejora Regulatoria en la Secretaría de Desarrollo Económico y primo del ex gobernador Aristóteles Sandoval.

Asimismo, se otorgaron fíats a Martha Gloria Gómez Hernández, subsecretaria de Asuntos Jurídicos en el pasado gobierno estatal; Carlos Márquez Rico, ex director general del Registro Público de la Propiedad y Comercio, y María Carmela Chávez Galindo, ex consejera de la Judicatura y ex funcionaria de la Secretaría de Gobierno.

El entonces regidor con licencia del PRI en Zapotlán el Grande, el ex diputado Roberto Mendoza Cárdenas, recibió la notaría 4, con sede en Sayula.

En respuesta a los nombramientos, empresarios y la Barra Mexicana del Colegio de Abogados capítulo Jalisco exigieron a las autoridades que se cuiden los mínimos requisitos no sólo para fortalecer la legitimidad de quienes resulten favorecidos, sino también para asegurar que sean los más capaces desde el punto de vista técnico, jurídico y ético.

El gobernador Aristóteles Sandoval aplazó en septiembre anterior la entrega de permisos para las notarías vacantes, y se amplió el plazo de inscripción hasta el 18 de enero, lo que coincidió con la entrada de la administración estatal encabezada por Alfaro y la renovación de la presidencia del Colegio de Notarios.

Últimas noticias