Incorporan a 3,500 efectivos a la Policía Preventiva de CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Martes 12 de febrero de 2019. Tres mil 500 elementos de distintos agrupamientos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) fueron incorporados a la Policía Preventiva para reforzar la vigilancia en las calles de la capital del país.

Ante los efectivos reunidos en la explanada del Monumento a la Revolución, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que si bien la ciudad pasa por momentos difíciles, confió en que con el trabajo honesto y disciplinado de la policía se podrá revertir esa situación y lograr la seguridad que reclaman los habitantes de la ciudad.

Cuestionó que en los pasados seis años se haya disminuido en 8 mil elementos la fuerza operativa de la Policía Preventiva, y los casi 25 mil efectivos que tenía en 2012 se redujeron a 16 mil, lo cual afectó la seguridad en la capital.

Por ello, dijo Sheinbaum Pardo, la importancia de fortalecer a dicha corporación, pues “no se puede garantizar la seguridad si no hay suficiente presencia de la policía en las calles.

Queremos policías que se acerquen a la ciudadanía, que brinden la mayor seguridad, y eso se puede dar si hay presencia, si hay suficientes patrullas, si hay motocicletas, si hay las suficientes herramientas para poder patrullar las calles de la Ciudad de México, expresó la titular del Ejecutivo local.

Tras entregar el reconocimiento al policía del mes de enero a Francisco Javier Martínez González, quien recibió un estímulo económico de 50 mil pesos, destacó la necesidad de anteponer los valores en el ejercicio del deber, especialmente la honestidad, al señalar que parte del problema que estamos cargando ahora es la corrupción que se apoderó de distintos espacios de gobierno, así como el valor y la lealtad.

Por su parte, el titular de la SSC, Jesús Orta Martínez, detalló que de los 3 mil 500 nuevos elementos de la Policía Preventiva, mil provienen del cuerpo de Granaderos, mil 500 de la Policía Auxiliar, 500 de la Bancaria e Industrial, así como 500 cadetes graduados de la Universidad de la Policía.

Manifestó que además de un estado de fuerza disminuido, el actual gobierno encontró una policía con infraestructura y equipamiento obsoleto y en malas condiciones, así como un salario con rezago de 23 por ciento en comparación con la media nacional.

Aunado a ello, agregó, la disponibilidad real de patrullas, motocicletas y otros vehículos es de 60 por ciento, es decir, que por cada 10 vehículos en los sectores policiales, sólo seis funcionan, mientras las instalaciones se encuentran en pésimas condiciones físicas y funcionales.

Pero, además, agregó, en el anterior gobierno los policías tenían que comprar sus uniformes, computadoras, materiales de oficina, municiones y aditamentos tácticos para realizar su trabajo, cuando es la secretaría la que tiene la obligación de dotar esos insumos.

A la policía se le abandonó, se le relegó, se le explotó en favor de unos cuantos y al haber debilitado a la corporación y a sus elementos, la incidencia delictiva se incrementó, el crimen organizado se fortaleció y la ciudadanía perdió la confianza en la policía, expresó Orta Martínez.

Ante esta situación, dijo, el gobierno local tiene la responsabilidad moral de saldar la deuda que tiene con la policía, fortaleciéndola y dotándola de lo necesario para realizar su misión de manera más eficiente y efectiva.

Más De La Red

Últimas noticias