Desde Chiapas, llaman a AMLO a no cerrar estancias infantiles

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

San Cristóbal de Las Casas, Chis. Responsables de 381 estancias infantiles, que atienden a 14 mil 945 niños y niñas en 80 municipios de Chiapas, pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador no cerrar esos espacios porque afectaría a “a los más pobres del país”.

En conferencia de prensa ofrecida en esta ciudad, afirmaron que desaparecer las estancias infantiles “es discriminatorio y afectaría a mujeres y hombres que tendrían que dejar solos a los niños al cuidado de un menor o se los tendrían que llevar al trabajo en el campo, a talleres textiles, a puestos ambulantes, mercados u otros sitios en los que estarían en riesgo de accidentes domésticos, violencia, maltrato y abusos”.

Dijeron que Chiapas “es mayoritariamente indígena y con altos índices de pobreza, donde la gran mayoría de madres trabajadoras no cuenta con seguridad social y no tiene un espacio seguro para dejar a sus hijos”.

Añadieron que “cuando inició el programa en varios municipios no había un espacio de cuidado y atención infantil hasta que se abrieron las estancias”, en las cuales “no solo se les da estadía a los niños, sino alimentación balanceada, estimulación para su desarrollo social, cognitivo y de lenguaje, en un ambiente enriquecedor, cálido y seguro con personal capacitado que garantiza su bienestar y promueve su desarrollo y aprendizaje adecuado para su vida futura”.

Manifestaron que la decisión del presidente López Obrador de “romper el convenio entre estancias infantiles y el gobierno federal va en contra del principio del interés superior de la niñez y atenta contra los derechos de las madres trabajadoras, según la ley de los derechos de niñas y niños y adolescentes”.

Remarcaron: “Nuestros niños no son mercancía y no se trata de repartir recursos, sino de que el Estado se responsabilice en garantizar la prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral que oriente en lograr el ejercicio de los derechos de los niños, restableciendo el programa de estancias infantiles”.

Añadieron que debido a la falta de recursos del gobierno, a la fecha han sido cerradas nueve estancias infantiles ubicadas en municipios indígenas de los Altos de Chiapas.

Bertha Cruz Hernández, responsable de una estancia en Zinacantán, en la que atiende a más de 40 niños y niñas, dijo que desde enero cerró sus instalaciones después de 11 años de funcionar. “Estamos pidiendo que continúen porque es la única opción para madres que trabajan en la floricultura o por cuenta propia”.

Rosendo, padre soltero originario del municipio de Amatenango del Valle, dijo que el cierre de las estancias le ha afectado porque ahora tiene que dejar a su hijo de año y medio con su abuela materna para salir a trabajar.

La estancia me ha brindado esa gran ayuda y me ha servido porque sé que mi niño queda en un lugar seguro y con atención adecuada. Desde que entró el programa no lo pensé dos veces, pero ahora me está afectando”, aseveró el indígena, de 31 años de edad.

Últimas noticias