Desplazados toman caseta de Palo Blanco en Autopista del Sol

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Chilpancingo, Gro.  Un centenar de desplazados de los pueblos de la Sierra Madre del Sur del municipio de Leonardo Bravo, desde el pasado 11 de noviembre, tomaron la caseta de cobro de Palo Blanco, de la Autopista del Sol México-Acapulco, para recaudar fondos y trasladarse a la capital del país, con el objetivo de entrevistarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La toma de la caseta inició poco después de las 8 de la mañana, con la participación de decenas de niños, mujeres que viajaron en camionetas provenientes de la cabecera municipal de Chihihualco, en donde se encuentra refugiados desde el 11 de noviembre.

Uno de los representantes de las comunidades, que pidió el anonimato porque teme por su vida, explicó que en los próximos días se trasladarán a la ciudad de México “vamos a pedir la intervención del presidente López Obrador, porque el próximo 11 de febrero vamos a cumplir tres mes de haber salido de nuestros hogares”.

El problema es que “las condiciones en las que estamos viviendo los mil 600 desplazados, no son las mejores, principalmente porque hay niños, mujeres y ancianos, por eso ya queremos regresar a nuestras comunidades”.

Vamos a pedir al presidente López Obrador, que atienda  las siguientes demandas: “el repliegue del grupo armado (Policía Comunitaria Heliodoro Castillo), que ocupa nuestras comunidades, hacia sus lugares de origen; la instalación inmediata de un perímetro de seguridad en los límites de ambos municipios(Heliodoro Castillo, y Leonardo Bravo)”.

También se demandará “que el gobierno federal tome en sus manos la seguridad pública del corredor Corralitos-Casa Verde, y Corralitos-Polixtepec; el pago de todo lo que nos han robado; el cumplimiento de la Ley 487, y los estándares internacionales en materia de desplazamiento; y salud, educación, alimentación, empleo, y seguridad pública”.

Reiteró que la demanda central  es que “el presidente López Obrador, ordene el repliegue de los supuestos policías comunitarios que se encuentran desde Casa Verde, ubicado a la orilla de la carretera federal Iguala-Chilpancingo, hasta los poblados de Corralitos y Políxtepec, ubicados en la zona de la sierra”.

Los pueblos de la sierra “queremos un corredor libre de grupos armados, ni de este lado, ni de aquél, y que se generen las condiciones para regresar a nuestros hogares; que también se revise casa por casa que fueron saqueadas, y queremos la reposición de nuestras cosas, como vehículos y ganado, y otros enceres que se han llevado”.

Aseguró que tan solo en cabezas de ganado “durante estos tres meses unas cien vacas y bueyes las han utilizado para la comida de los civiles armados; unos 30 puercos; y pollos ni hablar porque no hay una cantidad exacta, lo mismo el ganado mulas y caballos”.

Finalmente dijo que lo que más preocupa es que “unos 150 niños de preescolar, primaria y secundaria no han tenido clases, y es probable que se pierda el semestre”.

Hasta las 11 de la mañana continuaba la toma de la caseta de cobro.


Últimas noticias