Cancela sus actividades la Academia de Ciencias

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Sábado 9 de febrero de 2019, Ciudad de México. La Academia Mexicana de Ciencias (AMC) tuvo que suspender sus actividades de diciembre, enero y febrero por falta de presupuesto, de acuerdo con su presidente, José Luis Morán López.

El científico explicó que la academia opera en buena medida con recursos que el gobierno federal le otorga por medio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Alrededor de 50 millones de pesos son destinados cada año, por esta vía, a la AMC, la asociación de científicos más importante del país, con 2 mil 799 miembros.

Desde diciembre, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la AMC “tener un poco de paciencia para que se pudieran revisar los programas y distintos puntos en la transición a la nueva administración”, por lo que no ha recibido recursos, de acuerdo con Morán.

A lo largo de los años se han ido generando, con esos recursos, actividades y programas. Ahora tenemos 17 actividades diferentes, unas de difusión para niños y jóvenes, otras de colaboración internacional y de representación de México ante grupos de investigación y desarrollo tecnológico en el mundo”, explicó el físico en entrevista.

Parte de ese dinero se destina al mantenimiento y operación de la sede de la AMC que está en San Andrés Totoltepec, a la altura del kilómetro 23.5 de la carretera libre México-Cuernavaca. Estas instalaciones son, aseguró Morán López, “de las mejores que hay en el país”.

Explicó que si bien el gobierno ha informado a la academia que próximamente podrá solicitar el dinero que requiere, le preocupa el anuncio hecho esta semana por la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, de que el financiamiento federal a sociedades y asociaciones científicas se mantendrá sólo durante el primer semestre del año, por lo que las organizaciones deberán proponer otras vías para su funcionamiento.

Impulsan cultura científica

¿Qué va a suceder? No lo sabemos. Creo que debemos convencer a las autoridades de que la academia es el mayor conjunto de científicos que existe en México y que es una organización cuyos miembros, de manera desinteresada y sin cobrar honorarios, dan pláticas en todo el país y reciben estudiantes todos los veranos para formarlos, entre otras actividades, para la creación de una cultura científica en los jóvenes y el público en general. Esperamos que esto sea comprendido y seguir contando en el futuro con el apoyo del gobierno federal”, dijo Morán.

Los miembros de la academia, todos científicos de destacadas trayectorias, aportan cuotas a la organización que representan alrededor de 5 por ciento de los recursos que requiere la AMC para sus actividades.

Ninguna academia del mundo se sostiene por sus cuotas. En nuestro caso, con esto no podríamos salir adelante”, indicó Morán.

Señaló que están en busca de alternativas de financiamiento. “Estamos tratando de crear un patronato y un fideicomiso, acercarnos a empresarios que simpaticen con la ciencia y tratar de tener recursos adicionales. Trataremos de seguir haciendo nuestro trabajo y si nos limitan en un lado trataremos de buscar en otro”.

Últimas noticias