En Michoacán, AMLO pide paciencia a maestros para resolver demandas

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Huetamo, Mich. En medio de una polarizada multitud dividida por sus posturas frente al gobernador Silvano Aureoles y bajo la presencia magisterial en los alrededores, porque les impidieron acercarse al Presidente; Andrés Manuel López Obrador llamó al magisterio “a no convertirse en rebeldes sin causa. Pidió paciencia a los maestros para resolver sus demandas pero luego arremetió contra la dirigencia: hubo 12 años de gobiernos conservadores y no pasaba nada. Nada más entramos nosotros y se volvieron muy radicales".

Aunque originalmente el encuentro era para el lanzamiento del programa de Bienestar para el Campo, de apoyos a los productores, la polarización en la multitud motivó que el mandatario aludiera a la conflictiva situación. "¿Ustedes creen que no sabía a dónde venía y que estaban caldeados los ánimos? Tierra caliente y muy caliente. Me hubiera quedado en México para que nada más pasaran los aplaudidores, los que queman incienso".

Ofreció disculpas por llegar con hora y media de retraso pero es que, dijo, ya no hay aviones ni helicópteros, lo que encendió a la multitud. Y agregó: "y sin guardaespaldas", lanzó.

Ante la ostensible tensión en el ambiente entre simpatizantes y detractores del gobernador Silvano Aureoles, el presidente clamó por la reconciliación. "No al pleito" pidió, "vamos a unirnos. Hay que declararle el pleito a la corrupción". Si se puede terminar con la corrupción, arengó antes de volver a cuestionar las pretensiones de los "de arriba" para no pagar impuestos o que se les devuelvan; para condenar el robo de combustible que fue tolerado por años.

"No quiero pleitos, nos vamos a poner de acuerdo para solucionar los problemas de Michoacán. Les digo a los maestros, ¡ténganme paciencia! No lo puedo hacer todo de la noche a la mañana. Vengo de la oposición y sé lo que es luchar por causas justas, pero no se puede ser rebeldes sin causa. Nada de intransigencias pensando que así me van a provocar a usar la fuerza pública para que me acusen de represor y autoritario. No voy a caer en la provocación".

Más adelante dijo que después seguirá el ordenamiento del sector salud donde se ha encontrado a "políticos que vendían medicina al IMSS, al Issste a la secretaría de Salud... ya le voy a parar porque en la tierra caliente me estoy calentando".

El acto fuertemente resguardado por la Policía de Michoacán, que replegó al magisterio, comenzó en medio de un ensordecedora contienda de gritos, entre simpatizantes trasladados al lugar y un nutrido grupo de detractores, el gobernador Silvano Aureoles ofreció la bienvenida a López Obrador en medio de una confrontación de porras y coros que lo acusaban de "ratero" y reclamaban su salida de la gubernatura.

Aureoles debió gritar su discurso para hacerse escuchar. Y mientras en las últimas filas del evento realizado en lugar abierto, volaban botellas de agua y se desataron algunos empujones. Aureoles se abstraía de la tensión para demandarle apoyos a López Obrador para el campo y ofrecer respaldo a las políticas federales para recuperar el campo. Ninguna palabra del conflicto magisterial.

En medio de un ambiente polarizado se realizó el evento de entrega de apoyos de los nuevos programas sociales. Aún agitada la entidad por el irresoluble conflicto magisterial, los accesos al lugar estaba fuertemente resguardados por la policía de Michoacán, que replegó a los maestros en una de la rutas.

Un evento que inició con 90 minutos de retraso y se efectuó bajo asedio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, que no inhibió el respaldo a López Obrador durante el encuentro, quien debió modificar la zona de acceso para agilizar su llegada.

Entre los asistentes, hay una constante que condena al gobernador: "Silvano ratero", pancartas que reclaman una auditoría a su gobierno u otras que fijan distancia, "Michoacán no es Silvano". Otros grupos son ostensible y oficialmente reconocidos como gente del gobernador con impecables playeras blancas con la leyenda: "Silvano, yo contigo".

Últimas noticias