Activistas se oponen a consulta sobre termoeléctrica de Huexca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Cuernavaca, Mor. Integrantes del Frente en Defensa del Agua, la Tierra y el Aire de Morelos, Puebla y Tlaxcala, y de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, rechazaron la consulta pública del 23 y 24 de febrero, cuya realización anunció el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, para continuar el Proyecto Integral Morelos (PIM), que incluye la puesta en operación de la termoeléctrica de Huexca; aseguran que la vida de los seres humanos, la salud y la contaminación del agua, la tierra y el aire no debería de “negociarse”.

Para los habitantes de Huexca, que estuvieron presentes en una rueda de prensa, la mencionada consulta será “amañada y a modo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, porque, aseguraron, el presidente Obrador no ha querido escuchar a los habitantes de las comunidades afectadas, dijo Jaime Domínguez habitante de Jantetelco y uno de los detenidos y torturados en el sexenio pasado de Graco Ramírez por oponerse a este megaproyecto industrial.

En el 2014, Jaime Domínguez, recordó que en una reunión que sostuvieron habitantes de los pueblos afectados y personas que habían sido detenidas por oponerse al proyecto y el ahora mandatario López Obrador, manifestó que la imposición de la termoeléctrica en la zona oriente de Morelos “era como ir a poner un basurero en Jerusalén, ¿a quién se le ocurre poner una termoeléctrica en un lugar prácticamente sagrado”, ubicado en el municipio Ayala, en la zona oriente de Morelos, sitio en el que nació el general Emiliano Zapata.

“Por eso hoy estamos exigiendo que cumpla con el cambio, que las cosas sean diferentes, no es posible que ahora las termoeléctricas van, cuando contaminan y son mortales”, dijo Jaime Domínguez.

Teresa Castellanos, habitante de la comunidad indígena de Huexca, afirmó que durante los tres meses que se hicieron pruebas de la termoeléctrica (falta que se construya otra) los niños y adultos de los habitantes que están a unos metros de esa planta, resultaron afectados por varias enfermedades.

Con lágrimas solicitó al presidente que “mira las pruebas, han provocado un ruido ensordecedor, y eso ha generado dolores de cabeza, dolor de oídos, pérdida auditiva, vómitos, estrés en los niños, y eso que solo durante tres meses la pusieron a prueba la termo que está terminada, ahora cuando sean dos, ¿cómo vamos a vivir?

También, Teresa Castellanos, mencionó que debido a la contaminación del agua desechada por las termoeléctricas —presenta color rojo—, y que la CFE pretende dirigir al río Cuautla, presentaron un amparo, que ya ganaron, contra ese ecocidio.

“El agua sale hasta roja de contaminada que está, no nos puede decir Andrés Manuel López Obrador que es un agua limpia, porque trae materiales pesados, y que no es fácil tratarla y que esta quede limpia. Yo reto al presidente de la república que se tome un vaso de agua de esa que va despedir la termoeléctrica”, reiteró.

En el informe que le entregaron al mandatario, en el capítulo sobre la problemática y ambiental, se menciona que generará las siguientes enfermedades: “asma, rinitis, infertilidad, cáncer respiratorio (sic) y gastrointestinal, afectaciones muta genéticas y cromosómicas y afecciones dermatológicas”.

Señalaron que en la planta de Petacalco, Guerrero, los vecinos de ésta, padecen dolores de cabeza, bronquitis, rinorrea, rinitis, crónicas, enfermedades de la piel e irritación de ojos.

Esta mañana los opositores a ese par de proyectos termoeléctrico, que habitan Huexca, del municipio de Yecapixtla, ofrecieron una rueda de prensa en el zócalo de la capital para exigirle al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, que cancele el PIM por todo el daño a las personas que provocará y acabará con su vida campesina.

Los que participaron en esta rueda de prensa reiteraron que pese a los resultados que arroje la encuesta que va realizar el gobierno federal y estatal, ellos van a continuar luchando para que se cancele este Proyecto Integral Morelos (PIM) por los daños que traerá a la vida y al medio ambiente.

Al cerrar la rueda de prensa, los activistas sociales gritaron: ¡No a la termoeléctrica! Y advirtieron que no “va haber año de Zapata, si no se cancela la termoeléctrica”. También denunciaron que en el acto que encabezará el presidente Obrador en Cuautla el próximo domingo, no están invitados, y temen que no se les deje acercarse para protestar.

Últimas noticias