CDHDF: Migración, reto global y problema nacional

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El domingo o lunes arribará a la ciudad de México la segunda caravana de migrantes, cuya atención se ha convertido en un “reto global y un problema nacional”, afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Nashieli Ramírez, quien estimó el arribo de, por lo menos, 10 caravanas durante el año.

Las instalaciones del Estadio del Estadio Jesús Martínez “Palillo” están acondicionadas para recibir a las 2 mil 500 personas de Honduras, El Salvador y Guatemala, cuyo destino final son los Estados Unidos.

El cierre de la frontera norteamericana sin embargo es un nuevo reto para las autoridades mexicanas, pues el tiempo de respuesta a su solicitud de ingreso es de 572 días, casi dos años, por lo cual “estamos muy alertas de cómo difunden las caravanas en sus países”.

Durante la presentación de la agenda 2019, Constitución de la Ciudad de México, por parte del Instituto Electoral local, comentó que a través de redes sociales, radio y perifoneo están dando muy poca información y la gente viene engañada de cuál es la realidad.

La violencia y pobreza que enfrentan diariamente en sus países, sin embargo, los lleva a sumarse a las caravanas, en busca de un mejor futuro, que ha sido una constante desde la de noviembre del año pasado y la primera de éste.

Consideró que la segunda, proveniente de Arriaga, Chiapas, llegará el domingo o a más tardar el lunes, cuando la mayoría de las 995 personas que están en el estadio: 568 hombres, 174 mujeres, 125 adolescentes, 157 niñas y niños, 25 de la comunidad LGBTTTI y 11 con discapacidad, lo hayan abandonado, al regularizar su situación migratoria.

Hasta el momento, el Instituto Nacional de Migración ha otorgado 800 tarjetas para que puedan trabajar y estar en el país, por un lapso no mayor a seis meses, y está agilizando la entrega de las mismas, en un plazo de 24 horas.

Las personas que lleguen al albergue, precisó, cumplirán con el reglamento y no podrán fumar, tomar o ingresar drogas ilícitas, para evitar riñas, lo cual no ha sucedido, pero estamos previniéndolo, señaló.

Destacó que la CDHDF garantiza el derecho a la salud, alimentación y albergue a los integrantes de las caravanas y quienes llegan diariamente de Centroamérica, en bloques de 10 o 100 personas al estadio, cuyos alrededores son vigilados por un centenar de policías.

La ciudad ha otorgado una atención a migrantes con enfoque de derechos humanos y de atención humanitaria, precisó.

 

Últimas noticias