Constitución capitalina representa un quiebre histórico: Bátiz

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Constitución de la Ciudad de México significó un quiebre histórico al incorporar derechos y reconocimientos que no eran aceptados en otros regímenes constitucionales, además de que se logró  la incusión de  un amplio catálogo de derechos humanos, la progresividad de éstos y la prohibición de  privatizar el agua y su uso para intereses particulares, aseguró el Constituyente Bernardo Bátiz en la ceremonia  por  el segundo aniversario de la Constitución Política de la Ciudad de México y del 102 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En sesión solenme en el Congreso capitalino, la diputada de Morena Lilia Rossbach Suárez, expresó que la conformación de la Carta Magna capitalina fue un acto de justicia para la ciudadanía.

Destacó que se atacó en forma y fondo la simulación, la corrupción, la impunidad y las malas prácticas que han sido el lastre no sólo de la Ciudad sino del país.

“En la capital hemos sido impulsores de importantes avances en derechos, que han irradiado a todos los estados de la República; sin embargo, no existían los mecanismos para que las necesidades de la Ciudad se expresaran y se escucharan”, aseguró.

Por su parte, el diputado perredista Jorge Gaviño sostuvo que a dos años de su promulgación y a poco menos de 4 meses de entrada en vigor, la  Constitución “llega desgastada, es el caso que en algunas partes normativas, en 5 de sus artículos de los 71 que le está integrada, fueron declarados por el pleno de la Suprema Corte como inaplicables”.

En su turno,  Mauricio Tabe, Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, dijo que aprobar la Constitución local fue una labor titánica, pero cuestionó que el grupo mayoritario en el Congreso administre ‘a cuenta gotas’ la implementación de la Carta Magna local.

 

Últimas noticias