Con 'Modos de oír' festejan primer año de Biblioteca Musical Herder

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Para celebrar el primer aniversario de la Biblioteca Musical Herder, se llevó a cabo un conversatorio sobre la exposición Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México, que integra más de 300 obras de 170 artistas y que actualmente se presenta en el Ex Teresa Arte Actual y el Laboratorio Arte Alameda.

La Biblioteca Musical Herder (Tehuantepec 50, esquina Ures, colonia Roma Sur) se constituyó gracias a los esfuerzos del violista y bibliófilo Alexander Bruck, quien en sus viajes por el mundo y Ciudad de México ha reunido un amplio y especializado acervo documental sobre la música.

El recinto también integra una librería en la que se pueden adquirir no sólo ejemplares sobre música, sino también sobre otros temas y géneros, además de discos.

Organizado por la gestora cultural Magali Palomar, participaron en el conversatorio Susana González Aktories, Rossana Lara y Carlos Prieto Acevedo, tres de los ocho curadores de dicha muestra.

Por casi dos horas, los especialistas se refirieron al proceso curatorial, a la confrontación de ideas y conceptos, a las limitaciones y dilemas, a las relaciones de poder entre artistas-curadores-institución, a las condiciones museográficas y acústicas, a la calidad y diversidad de las piezas expuestas, al problema de la yuxtaposición de las mismas, y a la reunión de distintas generaciones de artistas y a la cultura del consumo de ese tipo de obras, entre otras cuestiones.

Mosaico de disciplinas

En esa exposición se amalgaman las artes y el sonido, explicó Susana González. No se trata de una muestra de arte sonoro como género, sino de las distintas expresiones artísticas que se han ocupado, acercado o integrado el sonido a sus distintas reflexiones en sus propuestas o poéticas.

No es una antología cronológica historiográfica, sino un mosaico de distintas disciplinas artísticas vinculadas al sonido, en el que se refleja la riqueza, la complejidad y la trascendencia de la escena sonora en México; desde el poema que hace alusión al sonido, hasta la pieza que articula ocho bocinas para una obra electroacústica.

Los curadores explicaron de igual forma que se trata de una exposición colectiva de largo aliento, que exige del visitante darse el tiempo para experimentar cada pieza. Es una muestra (dividida en dos sedes) que no se puede apreciar en una sola visita.

El trabajo curatorial, consideraron los especialistas, es de algún modo un ensayo para pensar una metodología que articule esas obras. Es el primer intento que apuesta a pensar la forma en que se pueden aglutinar y considerar distintas especificidades técnicas y estéticas.

Con curaduría también de Cinthya García Leyva, Bárbara Perea, Manuel Rocha Iturbide, Tito Rivas y Tania Aedo, la exposición Modos de oír: prácticas de arte y sonido en México,que se presenta en el Ex Teresa Arte Actual (Licendiado Verdad 8, Centro Histórico) y en el Laboratorio Arte Alameda (Dr. Mora 7, estación Hidalgo del Metro), se encuentra abierta hasta el 31 de marzo.

Últimas noticias