Miles de mujeres marchan en CDMX contra la ola de plagios en el Metro

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En busca de un resguardo ante una autoridad omisa que no ha podido garantizar la seguridad de las mujeres en Ciudad de México, miles de ellas salieron a la calle en busca de crear y tejer redes que ayuden a protegerse de intentos de secuestro y agresiones de los cuales han sido víctimas en las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

La convocatoria que lanzó la activista Marian Lira por las redes sociales en busca de hace visible lo que ocurre en el principal transporte público de la capital, generó una amplia asistencia: de manera oficial se calculó la participación de más de 5 mil personas.

Llegaron desde diferentes puntos de la ciudad. El transporte que utilizaron las mujeres para trasladarse fue el Metro. En el trayecto, algunos grupos exigieron seguridad y en sus transbordos coreaban: señor, señora: no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente.

Un grupo de jóvenes fue escoltado en la estación Mixcoac por policías asignados a la seguridad del sistema por las pintas que realizaron en unos de los trenes. Entre las consignas que gritaban se escuchó: ¡Ni una más!¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!

Bajo la consigna de "Ni una más" y "¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!", más de 5 mil mujeres salieron a la calle hacia el Zócalo de la CDMX para protestar y crear sistemas de apoyo contra los intentos de secuestro y agresiones de los cuales han sido víctimas en las estaciones del Metro. También denunciaron el papel de las autoridades en la resolución de los casos de feminicidios y desapariciones.

Los contingentes empezaron a llegar desde las 14:30 para salir minutos antes de las 16 horas del Monumento a la Madre. En su mayoría mujeres, los manifestantes salieron al cruce de Insurgentes y Sullivan para tomar el Paseo de la Reforma y continuar por Juárez.

Las participantes, algunas acompañadas por varones, señalaron: es necesario cuidarnos entre nosotros mismos porque hasta ahorita no se ha visto que las autoridades puedan realizarlo. Lo primero que dijeron fue que no había denuncias, pero que no las haya no significa que no esté sucediendo, comento” Karla Ramírez, de 17 años, quien a diario utiliza el Metro para dirigirse a sus actividades.

El color morado fue la insignia contra la violencia; las participantes portaban pancartas o vestían con ese color. Al llegar al Zócalo entraron con el puño en alto y buscaron guardar silencio para recordar a las víctimas y pidieron justicia para quienes han sido asesinadas, cuya cifra va en aumento.

Por la noche, la Secretaría de Seguridad Ciudadana reportó saldo blanco e informó que la marcha estuvo acompañada por efectivos policiacos, mientras que personal de la Subsecretaría de Control de Tránsito realizó diferentes cortes en las avenidas afectadas.

 

Últimas noticias