Con 'Música para los ojos', Seña y Verbo celebra 25 años

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En una presentación de casi una hora de duración la Compañía Seña y Verbo emocionó al público que asistió al Teatro de la Ciudad Esperanza Iris para ver la obra Música para los ojos, con la que la agrupación celebra 25 años de trayectoria.

El elenco, integrado por actores sordos, muestra en la puesta en escena que hay otros lenguajes, otras maneras de percibir la realidad, expresó María Laura Díaz, una de las poco más de mil persoas que llegaron al recinto de Donceles.

“La ternura es la forma de expresión. Queda uno encantado con la presentación; realmente es música para los ojos”, agregó.

La puesta en escena, dirigida y actuada por Sergio Bátiz, está realizada con cuatro cuadros: El mar, Pájaros hermanos, Niño y borrego, así como Astronauta, acompañados con música de Antonio Vivaldi, Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven y Felix Mendelssohn, respectivamente.

La obra surgió del diálogo entre dos mundos diferentes: el de las imágenes de los sordos y el aparentemente intangible universo de la música unidos en un lenguaje común el teatro, se señala en programa.

La compañía está integrada por seis actores, aunque en la obra sólo aparecen Eduardo Domínguez, Guadalupe Vergara y Roberto de Loera, quienes manejan con maestría los diversos muñecos de peluche que son la expresión de la
obra.

Batiz, quien estudió mímica en el Centro Universitario de Teatro, explica que se cuentan las historias de manera visual con gran detalle. “El lenguaje de señas es todo un mundo”, precisó.

La compañía fue creada gracias al esfuerzo de Alberto Lomnitz, quien vio potencial de la cultura del mundo silente.

Últimas noticias