Agua Viva cumple 50 años de hacer "teatro trashumante"

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Compañía Titular de Teatro Espacio Agua Viva Internacional, con sede en Guadalajara, lleva medio siglo de trabajo ininterrumpido como una propuesta de teatro trashumante de denuncia y búsqueda.

La agrupación cuenta en la actualidad con un repertorio de 10 obras, como un collage de cinco escenificaciones de William Shakespeare; dos piezas cortas de Anton Chéjov: Un trágico a pesar suyo La mujer indefensa; Dos hombres en la mina, de Ferenc Herczeg, y Pedro Páramo, de Juan Rulfo.

Pedro Antonio Laguna, fundador y director de la agrupación, relata a La Jornada los numerosos proyectos que ha impulsado desde 1969: festivales, obras, creación de grupos escénicos en diversos estados del país y centros artísticos, así como las represalias que él y su compañía han sufrido por su propuesta teatral.

Nos hemos forjado en la chinga, a partir de las preguntas de un público ávido por verse reflejado en el arte escénico, dice Laguna Reynoso, quien adelanta que este año se estrenarán Strantzky, el héroe nacional, de Friedrich Dürrenmatt, y El apando, de José Revueltas.

Strantzky es “una crítica mordaz, fuertísima contra los abusos del poder. Cabrona. Un texto sencillo, pero que dice: ‘no te hagas, si estamos así es porque tú pones tu piedrita’”, señala el también productor y actor.

Chihuahua, 64 meses, 74 obras

Como una muestra de la intensa labor de la agrupación, cuenta su presidente vitalicio que durante su estancia de 64 meses en Chihuahua montaron 74 piezas escénicas.

La compañía realizó teatro penitenciario en los años 70 y 80, que engendró grupos en algunos reclusorios . Hoy ya es común, hay muchos grupos de teatro, con sus directores y propuestas propias, menciona el también coreógrafo.

En el ámbito infantil han publicado un libro y concretado teatro escolar, como El pájaro azul, de Maurice Maeterlinck, o El almanaque de Juárez, de Emilio Carballido, con las que han logrado públicos hasta de mil 100 personas, en cuatro funciones diarias, en Chihuahua.

Han laborado con la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTI) para realizar escenificaciones en plazas, congresos y marchas; cuentan con una pieza teatral sobre el VIH/sida.

Además, tienen un proyecto con hijas –de entre seis y 12 años–, de prostitutas de San Juan de Dios en Guadalajara. Ellas representan la niñez de Frida Kahlo, algunas no tienen acta de nacimiento, hacen su trabajo en los mismos cuartos donde sus mamás están trabajando y algunas son explotadas sexualmente. Y preparan una obra para niños suicidas.

La agrupación ha realizado giras en Sinaloa, Veracruz, Chihuahua, Guerrero y casi toda la República, así como en el extranjero, donde han nombrado centros en Costa Rica, Estados Unidos y Argentina.

Todo ha sido producir nuestros propios resultados económicos, con lo que se puede, por eso coincidimos con el teatro pobre de Bertolt Brecht, porque son pocos elementos y el producto es de confrontación; un teatro de jóvenes para jóvenes, mentes creativas positivas y que el público nos diga a qué grado hemos logrado una calidad en cuanto a estética y ética.

Se dijo esperanzado con el presidente Andrés Manuel López Obrador. La noticia es que las trabajadoras domésticas tendrán seguro social. Ojalá que los actores también. Es una petición que hemos estado haciendo desde hace décadas.

En su labor artística y social, el también productor sostiene: Siempre hemos buscado textos que nos retroalimenten y hagan reflexionar sobre los problemas sociales del momento histórico que nos tocó vivir, los que han escenificado en torres de petróleos, astilleros, playas y reclusorios.

En ocasiones han sido retirados de la programación: No hay problema, existe la calle. Hacer teatro callejero es también muy interesante, refiere.

Pedro Laguna sostiene: “Hoy día en toda la República hay infinidad de grupos teatrales que no están conformes con el sistema. No toleramos que se nos obligue a montar obras insulsas, comedias réplicas del sistema corrupto de televisión. Buscamos más allá, tenemos mayor ética y conciencia que las escuelas tradicionales.

Buscamos que nuestro producto corresponda a las necesidades, y mi vida fue no hacerme pendejo, sintetiza.

Últimas noticias