Trabajadores de la cultura denuncian ‘‘despidos masivos’’ y maltrato

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Sábado 2 de febrero de 2019, Ciudad de México. Ayer se agudizó en el sector cultura la crisis por los ‘‘despidos masivos” y la falta de pagos que están ocurriendo en instancias como el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y la Biblioteca Vasconcelos.

Mientras la titular de la Secretaría de Cultura federal (SC), Alejandra Frausto, y otros funcionarios de esa dependencia se encuentran desde el jueves de viaje por Nayarit para participar en el Festival Letras en Tepic, trabajadores de las instancias mencionadas denunciaron maltratos por parte de directivos que tienen la instrucción de recortar lo más posible la nómina cultural.

En las oficinas del Fonca ubicadas en la calle Sabino 63, colonia Santa María la Ribera, ante la sorpresa de sus compañeros, fueron despedidos todos los trabajadores del área encargada del programa Jóvenes Creadores.

El Fonca será trasladado a Los Pinos

La mañana del viernes, de acuerdo con versiones del personal de esa instancia que pidió el anonimato, ‘‘corrieron como a 10 compañeros como si fueran ratas; les dieron hasta la una de la tarde para que se fueran, hasta la seguridad del edificio subió al departamento para decirles que ya no podían estar ahí”.

En entrevista con La Jornada, los afectados señalaron que sólo quedaron en esa área una persona de base, dos de confianza y un trabajador que cobra por honorarios. Algunos buscan abogados para iniciar demandas laborales.

‘‘Nuestra molestia no sólo es que nos quedamos sin trabajo, en última instancia, eso lo podríamos entender, pero no son maneras, varios de nosotros llevamos trabajando aquí varios años, no nos avisaron que el recorte nos tocaría, no estábamos preparados”, dijo uno de los afectados.

Otra trabajadora, en medio del llanto, apuntó: ‘‘es increíble lo que está haciendo este gobierno, hasta parece que perdimos cuando hace unos meses festejábamos el triunfo de Andrés Manuel López Obrador”.

Desde el 15 de febrero, dijeron trabajadores, se les informó que el Fonca será trasladado a Los Pinos.

En relación con la nota publicada en estas páginas el primero de febrero respecto de los despidos en el Fonca, el director de esa instancia, Mario Bellatin (quien se encuentra en la comitiva de la Secretaría de Cultura en Tepic, Nayarit), negó que haya ‘‘despidos masivos”.

Por mensajes de WhatsApp argumentó que ‘‘fiel a sus principios, el Fonca está adecuando distintas reglas de operación para brindar un servicio contemporáneo de mejor calidad a los creadores”.

Informó que todos los apoyos se van a integrar ‘‘en un sistema único, que contemplará todos los programas anteriores. Se cuenta con presupuesto suficiente para cumplir todos los compromisos”.

Bellatin insistió en que ‘‘como en el resto de la administración pública federal, se hizo un análisis de los contratos del capítulo 3000 y no fueron renovados los de: apoyo al personal de mando, duplicidad de funciones o altos emolumentos. Ninguna actividad sustantiva fue afectada”.

Al ser cuestionado en torno al despido este viernes de 10 personas del área de Jóvenes Creadores, el escritor reiteró: ‘‘el programa Jóvenes Creadores será integrado al régimen general. Habrá un encargado pero todos los programas estarán garantizados en ese supuesto. Las personas mencionadas terminaron sus contratos el 31 de enero y el mandato no tiene obligación alguna de renovarlos en tanto que sus sueldos se integran por los rendimientos del fondo”.

Llama la atención la manera intempestiva, por decirlo de alguna manera, de cómo se están llevando a cabo los despidos. ¿Cómo explicarlos?, se le preguntó.

Responden a una afinación del programa, no lo veo intempestivo, es con miras a mejorar el servicio a la comunidad.

Daniel Goldin renuncia a la Biblioteca Vasconcelos

En un recorrido por la Biblioteca Vasconcelos, La Jornada confirmó que su director Daniel Goldin presentó su renuncia, en medio de las denuncias de los trabajadores, quienes afirman que el recinto ‘‘está operando de manera limitada, alrededor de la mitad de su capacidad”.

Las áreas como credencialización, multimedia y música continúan sin dar servicio en el turno vespertirno. Estos hechos contrastan con la versión dada a conocer ayer por la Secretaría de Cultura federal, al asegurar que dicho espacio ‘‘está funcionando en un 70 por ciento y se han tomado medidas para llegar al 100 por ciento en los próximos días. Estas medidas corresponden a complementar los turnos de cada área”.

Mediante un comunicado vía WhatsApp, el vocero de la secretaría, Antonio Martínez, dijo que Goldin renunció ‘‘por así responder a sus intereses” y sostuvo que ese espacio “seguirá brindando servicios de calidad a sus usuarios”. En tanto se hace el nuevo nombramiento, al frente queda el director general de Bibliotecas, Marx Arriaga.

Trabajadores consultados aseguran que Goldin fue despedido el pasado jueves luego de una publicación hecha por La Jornada el sábado 19 de enero. Versiones periodísticas sostienen que se pidió a Goldin ‘‘desocupar la dirección y bájate uno de los escritorios al sótano’’.

En ella se consignó la denuncia de un grupo de 65 trabajadores eventuales de esa institución acerca de que ésta se encuentra ‘‘al borde del colapso” en su funcionamiento ante el despido de personal calificado y la zozobra laboral en la que permanece el resto de esa plantilla, lo cual redunda en perjuicio para sus usuarios.

Un grupo de esos trabajadores informó a este diario que Arriaga les dijo que a partir de febrero todas las instrucciones serían dadas por él directamente.

Merma de empleados en área del INAH

Por otro lado, en la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) se notificó el pasado miércoles la no renovación de contratos a 17 empleados y se prevé un siguiente recorte masivo el 28 de febrero, pues trabajadores eventuales fueron avisados de distintas formas, manifestaron a este diario.

En esta situación se encuentran personas que llevan años en la dependencia o algunos que ya iban a empezar en 2019 y cuya contratación se inscribe en el rubro denominado capítulo 3000 (contratos por honorarios).

El rumor de recorte de los empleados de la dependencia ubicada en el ex Convento de Churubusco, comenzó el pasado noviembre, refirió la fuente.

La dependencia perteneciente al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concentra las labores de ‘‘planificar, coordinar y vincular programas, proyectos y procesos de conservación y restauración del patrimonio cultural a nivel nacional” y obtuvo relevancia tras el daño a inmuebles en todo el país con motivo de los sismos de septiembre de 2017.

Empleados de esa coordinación exigen en una carta ‘‘la reinserción inmediata de los 17 trabajadores contratados por partida 33901 Nómina (capítulo 3000) despedidos el 30 de enero de 2019” y expresan su rechazo rotundo a cualquier recorte de personal en la CNCPC”.

También se pronunciaron por que ‘‘el capítulo 3000 del gasto para la Administración Pública Federal deje de ser una modalidad de contratación para las actividades sustantivas del Instituto”.

Últimas noticias