Niegan a Lula autorización para asistir a exequias de su hermano

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

La justicia brasileña denegó al encarcelado expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva la autorización para asistir al funeral y al entierro de su hermano mayor, Genival Inácio da Silva, más conocido como 'Vavá'.

La sentencia de la jueza Carolina Lebbos -que está a cargo de la megoperación anticorrupción Lava Jato- se basa en los pareceres que le solicitó a la Policía Federal (PF) y la Fiscalía antes de tomar una decisión.

'Vavá', fallecido este martes a los 79 años, víctima de un cáncer, empezó a ser velado a partir de las 18H00 locales (20H00 GMT) en el Cementerio da Pauliceia de Sao Bernardo do Campo (una ciudad industrial a 20 km de Sao Paulo). El entierro está previsto el miércoles a la 13H00 locales (15H00 GMT), en el mismo lugar.

La PF recomendó no autorizar el pedido alegando cuestiones logísticas, entre ellas el no disponer de los medios de transporte necesarios para que el exmandatario pueda participar a tiempo "de los ritos post mortem de su hermano, y de seguridad, ante el alto poder de movilización del exmandatario.

"Por ahora los helicópteros que no están en mantenimiento están siendo utilizados para el apoyo a las víctimas de Brumadinho", la tragedia minera que por ahora ha dejado 84 muertos en el sudeste del país, expuso el cuerpo policial.

Lula cumple desde abril pasado en Curitiba (sur), a 400 km de Sao Paulo, una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero. Fue condenado como beneficiario de un apartamento en el litoral de Sao Paulo a cambio de favorecer a una constructora en contratos con la estatal Petrobras.

El exmandatario, de 73 años, responde a otros procesos, pero se declara inocente en todos y denuncia una conspiración para impedirle volver al poder.

"Análisis de riesgo"

La PF tuvo en cuenta además, en su "análisis de riesgo", un eventual "comprometimiento del orden público" y las posibles "protestas de los simpatizantes del expresidente".

La defensa invocó el artículo 120 de la Ley de Ejecución Penal, que determina que los presos pueden obtener el permiso de salida con escolta en caso de fallecimiento o enfermedad grave de un hermano.

En su decisión, la jueza argumenta que la ley le da "competencia" para decidir sobre el permiso "al director del establecimento" carcelario, pero que no le obliga a concederlo.

Antes de conocerse el veredicto de la juez, la defensa de Lula interpuso un recurso de "habeas corpus" en el tribunal de segunda instancia.

Pero el juez que analizó el caso, Leandro Paulsen, dijo que solo podía pronunciarse después de la decisión de la juez Lebbos.

En noviembre, Lula salió por primera vez desde que ingresó en el presidio, cuando fue trasladado al tribunal de Curitiba para ser interrogado durante tres horas en otra de las causas en su contra.

Según recuerda el PT en un comunicado, 'Vavá', que al igual que Lula fue obrero metalúrgico en Sao Bernardo do Campo, "estaba luchando contra un tipo de cáncer que afecta a los vasos sanguíneos".

En 2007, Vavá fue investigado por supuesto tráfico de influencias en favor de una mafia de juego ilegal, pero fue eximido de proceso por falta de pruebas.

Últimas noticias