Arrestan a cinco personas en Brasil por colapso de presa

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Brumadinho, Brasil. Las autoridades brasileñas arrestaron el martes a cinco personas en conexión con el colapso de una presa que dejó por lo menos 65 muertos y 300 desaparecidos y vertió lodo y desechos sobre una población adyacente.

Las detenciones tuvieron lugar en Sao Paulo y en el estado de Minas Gerais, donde ocurrió el derrumbe el viernes. Al mismo tiempo, las cuadrillas de rescate entraban en su quinto día de tareas tratando de encontrar muertos o sobrevivientes, y algunas familias enterraban a sus seres queridos.

Tres de los arrestados eran empleados de Vale, la empresa administradora y dueña de la presa que se derrumbó, dijo la empresa en un comunicado. Añadió que está cooperando con las autoridades.

Una empresa alemana que había inspeccionado al dique dijo que dos de sus empleados fueron arrestados. La empresa, TUEV de Múnich, no especificó si los arrestados eran de su sede central en Alemania o de su filial en Brasil.

Al ordenar los arrestos, la jueza Perla Saliba Brito en Minas Gerais escribió que se trató de un desastre evitable.

No es verosímil que "una presa de esa magnitud, administrada por una de las empresas de minería más grandes del mundo, se rompa súbitamente sin que haya habido un indicio de vulnerabilidad” escribió la jueza según el portal noticioso UOL.

Las autoridades dijeron que las cinco personas estarán 30 días detenidas mientras se investiga su culpabilidad en el caso.

Entretanto en un cementerio en Brumadinho, un poblado cerca del desastre, 15 fosas fueron cavadas para el entierro de víctimas.

Llorando de dolor en el cementerio estaba la esposa de Edgar Carvalho Santos, uno de los empleados de la empresa que fue hallado muerto.

"¡Él no merecía esto! ¡Él no merecía esto!”, sollozaba la mujer.

Familiares y amigos impidieron que reporteros se acercasen a la mujer.

En un indicio del creciente enojo hacia la empresa dueña de los predios, una mujer le comentó a la esposa de Santos que “esto no fue una tragedia, fue un crimen”.

La compañía es una de las más grandes de Brasil y gran fuente de empleos en Brumadinho, pero algunos residentes denuncian que la sirena de alarma para este tipo de caos nunca fue accionada.

La presa era parte de un complejo productor de mineral de hierro. Vale es el principal productor de esa materia, usada para fabricar acero.

Entretanto el coronel Evandro Borges dijo a reporteros que el saldo oficial de muertes es de 65, aunque habrá luego una conferencia para informar de un saldo actualizado. Añadió que 288 personas siguen desaparecidas, la mayoría de ellos empleados de Vale.

Muchos de los empleados estaban almorzando el viernes cuando se rompió el dique y quedaron sepultados varios edificios incluyendo la cafetería.

 

Últimas noticias