Acusan a Ricardo Monreal de tratar de reventar huelgas en Matamoros

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Matamoros, Tamps. La abogada laboralista Susana Prieto Terrazas, asesora del Movimiento Obrero de Matamoros (MOM), acusó al coordinador del partido Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, de ejercer presión para que los trabajadores levanten la huelga en 32 plantas manufactureras.

A la medianoche me habló por teléfono para pedirme que dialogará con los empleados, que se les pidiera regresar a laborar este lunes, en una injerencia que no se puede pasar por alto, ya que también le habló al líder del sindicato (Juan Villafuerte Morales) para que llegara a las puertas de Autoliv a deshacer la huelga.

En los primeros minutos del domingo, Susana Prieto llegó a la maquiladora Autoliv y ante alrededor de 500 trabajadores del tercer turno que hacían la guardia, dijo que estaba hablando con el coordinador de los senadores de Morena, quien le pidió retirar las banderas rojinegras, y puso el altavoz del teléfono.

Me indigna ver cómo se quiere abusar del obrero de una forma tan vil, creyendo que pueden saltarse su derecho constitucional de hacer huelga, y que sólo por ser senador de la República piense que puede pisotear un movimiento tan digno. Esta lucha sigue, no se va detener por las llamadas de Ricardo Monreal, advirtió la también activista.

En la llamada telefónica Monreal dijo a Susana Prieto: Hay que ser congruentes. Vamos a cumplir la ley del trabajo y la ley sindical de los trabajadores que tú tanto defiendes. Lo vamos a hacer. No nos vamos a brincar ninguna traba y no vamos a permitir que los trabajadores no tengan sus derechos, pero tampoco vamos a permitir que se caiga la economía en el estado y en el municipio.

Prieto llamó a funcionarios de los tres niveles de gobierno a que dejen de inmiscuirse en el conflicto, que se inició el 10 de enero y se consolidó el 25, cuando 45 maquiladoras pararon.

Es un asunto de los trabajadores y los empresarios. Nadie se puede meter; nadie debe opinar. Es muy sencillo: si las fábricas quieren que los trabajadores entren, que les den el aumento de 20 por ciento y el bono que les corresponde, manifestó.

En los cuatro parques industriales de Matamoros el clima es tenso. Los obreros hacen guardia bajo la vigilancia de policías estatales, lo que consideran intimidación.

En tanto, entre sábado y domingo tres empresas más aceptaron las peticiones de los trabajadores: Tidi de México, Cambridge International y Easy Way, con lo que se eleva a 15 el número de plantas que mejoran las prestaciones de sus empleados.

Las banderas rojinegras ondean aún en 30 plantas maquiladoras. Los obreros se ven cansados y temen que ocurra lo que pasó el sábado en la fábrica Decofimex, donde los obreros en huelga estuvieron a punto de enfrentarse a golpes con agentes estatales.

Últimas noticias