Segundo día de huelga en maquiladoras de Matamoros

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Domingo 27 de enero de 2019. Trece de 45 plantas manufactureras de Matamoros, Tamaulipas, donde los trabajadadores iniciaron huelga el viernes, aceptaron las demandas de aumento salarial de 20 por ciento y bono anual de 32 mil pesos, por lo que de inmediato los paristas retiraron las banderas rojinegras, informó ayer Juan Villafuerte Morales, líder del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (Sjoimm).

Este sábado obreros de las firmas Polytech, AFX, Core, Perkings, CTS, Inteva, entre otras, retiraron las banderas rojinegras de los portones para reiniciar labores.

El líder del Sjoimm, que tiene 30 mil afiliados, fue el encargado de quitar la bandera en Inteva, la cual emplea en sus tres plantas a unas 2 mil personas dedicadas a la elaboración de volantes para automóviles.

En el segundo día de huelga, obreros que siguen en paro cumplieron sus turnos sin importar el frío y la lluvia, apostados en los cuatro parques industriales de Matamoros; además, estuvieron a punto de enfrentarse a golpes con policías estatales a las afueras de la planta Decofimex, una de las 32 maquiladoras que continúan en paro y donde 500 obreros hacían guardia. “Nos quieren meter miedo, pero no van a lograrlo, esto es por mis hijos y que oigan bien los obreros de Matamoros: ‘ya levantamos los cuernos’”, afirmó José Daniel Martínez, trabajador de Trico de México.

El grupo de uniformados lo encabezaba el delegado de la Procuraduría General de Justicia estatal, Miguel Arellano Jiménez, quien afirmó que los propietarios de la factoría habían interpuesto una denuncia judicial, por lo que acudió con 30 agentes estatales fuertemente armados.

Los obreros formaron una cadena con las manos y una valla para impedir el paso de los agentes. La tensión duró dos horas, luego de lo cual los uniformados se retiraron.

Exigen al gobierno no intervenir en el conflicto

El sindicato de jornaleros exigió al gobierno de Tamaulipas sacar las manos del conflicto obrero-patronal y dejar de intimidar a los trabajadores que exigen 20 por ciento de aumento directo al salario y la entrega de un bono de 32 mil pesos estipulados en el contrato colectivo de trabajo.

Mientras, las Secretarías del Trabajo y Desarrollo Económico de Tamaulipas informaron que 13 de 28 empresas manufactureras –en realidad son 32 las que siguen en huelga– descartaron recurrir al paro laboral y solicitaron que la Junta Federal del Trabajo resuelva sus demandas.

El titular de Desarrollo Económico, Carlos García González, explicó que las 28 empresas que suspendieron labores representan 15 mil puestos de trabajo en empresas relacionadas con la industria eléctrica, médica, metal mecánica, plástico y textil.

Además, dos empresas denominadas Cepillos de Matamoros y Kearfott-OHD, fabricante de portones eléctricos, anunciaron su salida de esa ciudad fronteriza, por no cumplir las expectativas sindicales. Al respecto, el presidente del Consejo Nacional de la Industria Manufacturera de Exportación (Index), Luis Aguirre Lang, acusó que abogados y actores del mal sindicalismo buscan oportunidades comerciales en el conflicto que viven 46 maquiladoras en Reynosa.

Durante la toma de protesta del presidente de Index en Ciudad Juárez, el líder nacional del organismo, hizo referencia al conflicto que se viven en Tamaulipas, destacó que ha pedido audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador, para abordar las posibles rutas de solución al problema, pero también para iniciar un diálogo que se formalice certeza de que los corporativos cumplirán lo que se concluya.

(Con información de Alejandro Alegría, reportero).

Últimas noticias