México aclara a EU que no será tercer país seguro para migrantes

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. México ratificó a Estados Unidos su negativa de convertirse en tercer país seguro (para recibir a extranjeros solicitantes de asilo en esa nación), sin embargo, aceptará por razones humanitarias – y en respeto al principio de no devolución- a un grupo de 20 centroamericanos que en las próximas horas el vecino país enviará a nuestro país por la garita de Tijuana.

Después de distintas consultas, tras el anuncio de Estados Unidos en diciembre pasado, de su ley de inmigración, el gobierno mexicano subrayó a su contraparte que se trata de una medida unilateral, de ahí que una vez que los extranjeros obtengan a una respuesta a su petición de asilo, su estancia física será entonces responsabilidad de Washington, aún cuando los migrantes apelen el resultado de su trámite.

Los extranjeros ingresaron a Estados Unidos a través de territorio mexicano por lo que se presume que tengan una tarjeta de visitante por razones humanitarias para entrar y salir de nuestro país.

“México reitera que no acepta un acuerdo de tercer país seguro con el gobierno de Estados Unidos; un acuerdo de esa naturaleza implicaría un compromiso vinculante de procesar en nuestro territorio todas las solicitudes de asilo a Estados Unidos de migrantes que pasen por nuestro país y responsabilizarnos de lleno por su situación jurídica”, se indica en la posición oficial del gobierno mexicano.

Desde el mes pasado, México dijo que admitiría a ciertas personas extranjeras, enviadas por Estados Unidos, que ya tengan un citatorio para este trámite, salvo a menores no acompañados por familiares y personas con problemas de salud, a fin de tener a las personas aquí de manera temporal.

“El gobierno de México no coincide con la medida unilateral implementada por el gobierno de Estados Unidos; no obstante, en congruencia con nuestra nueva política migratoria reiteramos el compromiso con las personas migrantes y los derechos humanos”, se apunta.

Los voceros de las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, Héctor Gandini y Roberto Velasco presentaron el texto, y dijeron que los titulares de ambas dependencias se presentarán ante la prensa apenas se concrete el envío de los 20 centroamericanos.

Por lo pronto subrayaron que la admisión de los extranjeros referidos se da en respeto al principio de no devolución, el cual señala que no se puede enviar a un migrante a su país si su vida corre peligro, pero también en congruencia por la actual política migratoria del gobierno de México.

“Hemos sido informados por la embajada de Estados Unidos que en las próximas horas su gobierno enviará de manera unilateral, en la garita de San Isidro, ubicada en la garita de Tijuana, Baja California, a un grupo de 20 extranjeros”, citó el vocero de la cancillería.

Últimas noticias