Un muerto y dos heridos, saldo de conflicto entre Chenalhó y Aldama

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

San Cristóbal de Las Casas. Un muerto y dos heridos de bala fue el saldo de una agresión de pobladores de Santa Martha, municipio de Chenalhó, en contra de sus vecinos de Aldama, como resultado de un añejo conflicto por la disputa de 60 hectáreas, informaron fuentes gubernamentales.

Los hechos sucedieron a las 04:00 de la mañana de este martes, cuando varias personas se dirigían a trabajar a sus parcelas y desde su territorio, habitantes de Santa Martha les dispararon con armas de fuego, explicaron.

Como consecuencia, Juan Gómez Sántiz murió al instante, mientras que René Pérez y Marcos Gómez López resultaron heridos. Este último fue trasladado al Hospital de las Culturas, con sede en San Cristóbal.

Habitantes de Aldama aseguraron que “a las 04:00 horas comenzó la balacera desde sus trincheras en contra de nuestros compañeros, que iban caminando a trabajar y fueron sorprendidos entre la oscuridad”.

Los informantes explicaron que desde hace algunos años, cuando se agravó la disputa entre Santa Martha y Aldama, muchos pobladores de esta última población suelen transportarse en vehículos que avanzan con las luces apagadas para evitar ser detectados y agredidos, pero otras personas tienen que caminar.

Como consecuencia del problema, más de dos mil personas de comunidades que colindan con Santa Martha se encuentran desplazadas en campamentos ubicados en parajes alejados del área en disputa, explicaron.

En 2009, Santa Marta y Aldama firmaron un convenio para poner fin al conflicto, por el cual los pobladores de la primera comunidad recibieron del gobierno estatal un millón 300 mil pesos y una camioneta nueva.

Sin embargo, incumplieron el acuerdo y en 2014 tumbaron árboles, cortaron mangueras para el agua, y en abril de 2016 comenzaron a invadir terrenos, desalojaron a siete familias, quemaron sus casas y se apropiaron de sus cosechas de maíz y café.

“Hemos exigido al gobierno estatal que actúe y aplique el estado de derecho para que se respete el convenio, pero no nos hacen caso y la situación empeora cada día”, dijo un poblador que pidió anonimato. “Lo que queremos es vivir en paz y trabajar las tierras que nos pertenecen, sin que nos estén matando”, agregó.

 

Últimas noticias